En este momento estás viendo Ocupación y empleo

Estos son los principales resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo para el tercer trimestre.

La Población Económicamente Activa, PEA, integrada por las personas mayores de quince años que trabajan (ocupados) o buscan trabajo (desocupados), sumó 58.3 millones, 600 mil más que el trimestre anterior, 1.0 por ciento.

De la PEA, la Población Ocupada, PO, sumó 55.8 millones de personas, 600 mil más que el trimestre anterior, 1.1 por ciento, y la Población Desocupada, PD, sumó 2.5 millones, 100 mil menos que el trimestre anterior, 4.2 por ciento.

La Población No Económicamente Activa, PNEA, compuesta por las personas, mayores de quince años, que no trabajan y no buscan trabajo, sumó 39.8 millones, 200 mil menos que el trimestre anterior, 0.5 por ciento.

De la PNEA, la Población Disponible, PNEAD, integrada por las personas, mayores de quince años, que no trabajan y no buscan trabajo, pero si se les ofreciera uno lo aceptarían, sumó 7.8 millones, 100 mil menos que el trimestre anterior, 1.3 por ciento. La Población No Disponible, PNEAND, compuesta por las personas, mayores de quince años, que no trabajan y no buscan trabajo, y si se les ofreciera uno no lo aceptarían, sumó 32.1 millones, misma cantidad que el trimestre anterior.

Durante el tercer trimestre la PD fue 4.2 por ciento de la PEA, el mismo porcentaje que en el segundo trimestre. Esta cifra, si lo que queremos es conocer el nivel real de desempleo en el país, es engañosa, porque no toma en cuenta a la PNEAD, formada por las personas, mayores de quince años, que no trabajan y no buscan trabajan, convencidas de que si lo hicieran no lo encontrarían, pero que, si les ofreciera uno, lo aceptarían,  PNEAD que sumó 7.8 millones durante el tercer trimestre.

Si a la PD, 2.5 millones de personas, le sumamos la  PNEAD, 7.8 millones, nos da un total de 10.3 millones de personas sin trabajo y con la necesidad de trabajar, que equivalen al 17.7 por ciento de la PEA. Este, 17.7, es el porcentaje real de desempleo en el país, no 4.2.

En materia de ocupación y empleo uno de los retos es la reducción de la PNEAD, de la cantidad de personas que, necesitando trabajar, no tienen la oportunidad de hacerlo (malo) y, convencidas de que si buscaran trabajo no lo encontrarían, han dejado de buscarlo (peor), esperando que les ofrezcan uno.

Afortunadamente no hay que descubrir el agua tibia, o inventar el hilo negro, para conseguir esa reducción. Basta hacerle caso a la lógica económica, que concluye que una de las condiciones que debe cumplirse para la creación de empleos, y por lo tanto para la generación de ingresos, es la inversión directa, que produce bienes y servicios, crea empleos  genera ingresos. Al respecto véase: https://www.razon.com.mx/opinion/columnas/arturo-damm-arnal/inversion-460694.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal