En este momento estás viendo Empleo, lejos de la recuperación

Ya tenemos, publicados por el INEGI, los Indicadores de Ocupación y Empleo para 2021. ¿Cómo va la recuperación en materia de empleo, sobre todo si por recuperación entendemos volver a estar como estábamos antes de que se iniciarán las presiones recesivas, que comenzaron en 2019 con el Efecto 4T y se fortalecieron en 2020 con el Efecto Covid?

En 2018, antes del Efecto 4T, la tasa de desempleo, TD, fue 3.33 por ciento de la población económicamente activa, PEA, formada por las personas, mayores de quince años, que buscan trabajo. Si lo encuentran se vuelven población ocupada. Si no lo encuentra, y siguen buscando, son población desocupada.

En 2019, ya con el Efecto 4T en marcha, pero sin el Efecto Covid, la TD fue 3.50 por ciento de la PEA, 0.17 puntos porcentuales mayor que 2018 (3.33), equivalentes al 5.11 por ciento.

En 2020, año en que se juntaron los efectos 4T y Covid, con sus respectivas presiones recesivas, la TD fue 4.43 por ciento de la PEA, 0.93 puntos porcentuales mayor que 2019 (3.50), equivalentes al 26.57 por ciento, incremento considerable, y solo tomando en cuenta a los desempleados que buscaron trabajo y no lo encontraron. Si además tomamos en cuenta, como debe ser, a los desempleados que, convencidos de que no lo encontrarían, no buscaron trabajo, pero hubieran aceptado uno si se los hubieran ofrecido, la TD fue 26.50 por ciento de la PEA, 23.00 puntos porcentuales mayor que 2019 (3.50), equivalentes al 657.14 por ciento. ¡De tal tamaño fue el impacto sobre el empleo!

En 2021, año en el que empezó a ceder el Efecto Covid, pero siguió presente el 4T, la TD fue 4.19 por ciento de la PEA, 0.24 puntos porcentuales menor que 2020 (4.43), equivalentes al 5.42 por ciento, solo tomando en cuenta a los desempleados que buscaron trabajo y no lo encontraron. Si además tomamos en cuenta a quienes, convencidos de que no lo encontrarían, no buscaron trabajo, pero hubieran aceptado uno si se los hubieran ofrecido, la TD fue 16.20 por ciento, 10.30 puntos porcentuales menor que en 2020 (26.50), equivalentes al 38.87 por ciento.

En 2018, antes de los efectos 4T y Covid, que generaron fuertes presiones recesivas sobre la economía, tanto por el lado de la oferta como de la demanda, la TD fue 3.33 por ciento de la PEA. En 2021, habiendo enfrentado las presiones recesivas de los efectos 4T y Covid, y tomando en cuenta, como debe ser, a los desempleados que, convencidos de que no lo encontrarían, no buscaron trabajo, pero hubieran aceptado uno si se los hubieran ofrecido, la TD fue 16.20 por ciento de la PEA, 12.87 puntos porcentuales por arriba que la de 2018, equivalentes al 386.49 por ciento.

Lejos estamos todavía de la recuperación, de volver a estar como estábamos en 2018.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArtuiroDammArnal