En este momento estás viendo Aeropuertos, tres preguntas

El lunes 29 de octubre de 2018, antes de asumir la Presidencia, AMLO tuvo a bien, consulta popular de por medio, cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco. Poco tiempo después se inició la construcción de Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) en el Estado de México, con el cual se pretende crear un sistema aeroportuario regional integrado, además de por el AIFA, por el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) y el Aeropuerto Internacional Adolfo López Mateos de Toluca (AIT). La intención es que el AIFA sustituya al que iba a ser el NAICM y que complemente al AICM. Esa es la intención, pero del dicho al hecho…

El AIFA, en sí mismo considerado, por tratarse de infraestructura de transporte, será algo bueno si, una vez terminado de la A a la Z, lo cual incluye las vías de acceso al mismo, para lo cual todavía falta un buen tiempo, resulta operativo y rentable, y para que sea rentable tiene que ser operativo.

El AIFA, ¿realmente sustituirá al NAICM, para lo cual tendrá que ser mejor, en todos los aspectos, de lo que hubiera sido aquel (tiene sentido sustituir A por B si y solo si B resultará mejor que A)?

El AIFA, ¿realmente será el complemento del AICM, para lo cual, de entrada, los dos aeropuertos (sin olvidar al AIT, que forma parte del sistema aeroportuario regional), deberán poder operar al mismo tiempo, para lo cual se ha rediseñado el espacio aéreo del Valle de México y, muy importante si realmente se trata de un sistema aeroportuario regional, deberán estar debidamente conectados, conectividad que hoy es inexistente?

Suponiendo que en un tiempo razonable se termine, de la A a la Z, el AIFA, y que se construya la infraestructura necesaria, no solo para acceder fácilmente al AIFA, sino para conectar a los tres aeropuertos, el sistema aeroportuario regional resultante ¿será mejor opción de la que hubiera sido el NAICM, no solo en lo que a vuelos intranacionales se refiere, sino sobre todo en lo referente a vuelos internacionales?

Tres preguntas (el AIFA, ¿sustituirá al NAICM?; el AIFA, ¿complementará al AICM?; con el AICM, el AIT y el AIFA, ¿se integrará un sistema aeroportuario regional del Valle de México más eficaz de lo que hubiéramos tendido con el NAICM?), para cuyas respuestas debemos esperar, uno, a que se termine de la A a la Z el AIFA y, dos, a que se conecten, como Dios manda, para que los traslados entre uno y otro se hagan de manera expedita, los tres aeropuertos.

Por lo pronto sigo pensando que la cancelación del NAICM ha sido, hasta ahora, la peor decisión en materia de economía de la 4T, que podría superarse si se aprueba la contrarreforma eléctrica.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal