En este momento estás viendo Del empobrecimiento

Del empobrecimiento

La condición original del ser humano en este planeta fue la pobreza. Y escribo original y no natural,  porque si la condición de pobreza hubiera sido natural, dado que la naturaleza impone límites insalvables, no la hubiéramos superado y la seguiríamos padeciendo, algo que, pese a la pobreza que persiste, no es el caso. Hoy el más pobre es menos pobre que el más pobre de hace cien, doscientos o trescientos años, no digamos que el de hace mil, dos mil o tres mil.

Buena parte de la historia de la humidad es la historia del progreso económico, de la evolución de la capacidad para producir más (dimensión cuantitativa del progreso económico) y mejores (dimensión cualitativa) bienes y servicios para un mayor número de gente (dimensión social). Es la historia de cómo hemos ido superando esa condición original de pobreza, en beneficio, no de la minoría, sino de la mayoría.

La condición original del ser humano en este planeta fue la pobreza, por lo que la misma no tiene una causa. Fue, insisto, nuestra condición original en este planeta. Pero lo que sí tiene causas es la riqueza, como lo entendió Adam Smith (1723 – 1790), quien en 1776 publicó Una investigación acerca de la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones, conocida, abreviado el título original, como La riqueza de las naciones. ¿A que le dedica atención Smith en su libro? Entre otras cosas, pero de manera central, a las causas de la riqueza.

Dos son, entre otras, las preguntas que responde Smith. ¿En qué consiste la riqueza? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cuáles son las respuestas? Lo dejo para otra ocasión, pero insisto en el punto: Smith se dio cuenta de que la riqueza tiene causas, por lo que, lo que importa, no es estudiar las causas de la pobreza, sobre todo porque si la pobreza es la condición original del ser humano en este planeta la misma no tiene causas, sino estudiar, como lo hizo Smith, las causas de la riqueza.

Pero una cosa es decir que la pobreza, por ser la condición original del ser humano en este planeta,  no tiene causas, y otra decir que el empobrecimiento no las tiene. Claro que las tienen y son múltiples.

Por empobrecimiento entiendo, partiendo de un cierto grado de riqueza, el retroceso hacia un menor grado de la misma, retroceso que puede tener varias causas, sobre todo si la riqueza consiste, como lo señala Smith, en los bienes y servicios con los que satisfacemos nuestras necesidades, la mayoría de los cuales deben producirse, para lo cual se debe invertir directamente, para lo cual se debe tener confianza, para lo cual se necesita Estado de Derecho, que es Estado de Justicia, en el cual el gobierno respeta y hace respetar los derechos de las personas, en general, y de los agentes económicos, en particular.

Causas de empobrecimiento, de reducción en la creación de riqueza, en la producción de bienes y servicios, en la creación de empleos, en le generación de ingresos, en el bienestar de la gente, son las pandemias, los desastres naturales, las guerras y, la más grave de todas, las malas políticas económicas que, pese a la evidencia intelectual que provee la teoría económica, y a la evidencia empírica que provee la historia económica, que se entiende a partir de la teoría, se siguen practicando, como las ha practicado el gobierno de la 4T, mismas que en estos Pesos y Contrapesos he señalado y criticado.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal