En este momento estás viendo Máximos históricos

El viernes pasado el Índice de Precios y Cotizaciones, IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores, cerró en 55,467.06 unidades, el máximo histórico. En lo que va del año acumula una ganancia de 4.12 por ciento y ha establecido cuatro máximos históricos: 12 de enero, 53,951.14; 17 de enero, 53,973.27; 17 de marzo, 54,364.51; el 18 de marzo, 55,467.06.

Entre el 3 y el 27 de enero, día en el que se registró, en 50,466.02 unidades, el que sigue siendo el mínimo anual, el IPC perdió 5.27 por ciento. Entre el 27 de enero y el 18 de marzo, día en el que se registró el que hoy es el máximo histórico, y por lo tanto anual, ganó 9.91 por ciento.

Llama la atención que (en el marco de la invasión rusa a Ucrania, con los muchos efectos negativos que está teniendo en la economía, como el aumento en los precios de muchas commodities, comenzando con el petróleo, y las presiones inflacionarias que ello genera, dificultando la tarea de los banco centrales para mantener a raya la inflación), el IPC esté estableciendo máximos históricos, dos desde que inició la guerra el miércoles 23 de febrero. ¿Por qué?

Para responder hay que tener en cuenta que al hablar del IPC (que es el  promedio ponderado de los precios de acciones de emisoras consideradas representativas del mercado bursátil),  estamos hablando del mercado secundario en el cual se compran y venden acciones con el fin de obtener ganancias: comprar al precio X para vender al precio Y = X + G, siendo G la ganancia. ¿En qué momento comprar? Cuando, suponiendo que el precio esté bajando, deje de bajar y comience a subir. ¿En qué momento vender? Cuando, suponiendo que el precio esté subiendo, deje de subir y comience a bajar. ¿Qué darían, quienes especulan con la compra y la venta de acciones, por saber, suponiendo que el precio de las acciones esté bajando, cuándo dejará de bajar y comenzará a subir, momento de comprar, o, suponiendo que el precio esté subiendo, cuándo dejará de subir y comenzará a bajar, momento de  vender? Otra, ¿qué darían, quienes especulan con la compra y la venta de acciones, por tener el poder para manipular los precios de las acciones, haciéndolos bajar y subir a su conveniencia, por lo cual sabrían en qué momento dejarían de bajar, momento de comprar, y en qué momento dejarían de subir, momento de vender.

Hay que comprar cuando los precios son bajos bajen y vender cuando son altos, y aquí es cuando aparece lo que llamo la regla no escrita del mercado bursátil: buenas noticias, compra; malas noticias, vende; regla que se comprueba una y otra vez, tal y como se ha comprobado en los últimos días, con las ganancias del IPC y el establecimiento de dos máximos históricos de la semana pasada.

¿Por qué, en el marco de la invasión rusa a Ucrania, que es, por muchas razones, entre las cuales destacan las repercusiones económicas negativas a nivel mundial, comenzando por el aumento en el precio de muchas commodities, una mala noticia, los índices bursátiles, incluido el Índice de Precios y Cotizaciones, IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores, han registrado alzas considerables y, en el caso del IPC, establecido máximos históricos el jueves y el viernes pasados?

Por dos razones. Por el código no escrito de conducta de los especuladores bursátiles, que dice así: malas noticias, vender; buenas noticias, comprar. Por el hecho de que, en el marco de la invasión rusa a Ucrania, que es una mala noticia, se generan en algunos momentos buenos noticias, momento de aplicar el código no escrito de conducta de los especuladores bursátiles: buenas noticias, comprar.

Si, con relación a algún tema relevante (llamémosle macro noticia), como es la guerra en Ucrania, hay una buena noticia (llamémosle micro noticia), los especuladores bursátiles, que compraron al precio X con la intención de vender al Y = X + G, siendo G su ganancia, consideran que la mayoría demandará acciones, por lo que su precio subirá, antes de que suba, o de que suba más, demandan acciones. En la medida en que la demanda sea mayor que la oferta los precios aumentarán, precisamente lo que sucedió a finales de la semana pasada.

¿Cuál fue la buena micro noticia? Que el jueves, pese a que la guerra continúa, mala macro noticia, el gobierno ruso cumplió con el pago de intereses de sus bonos soberanos, el tipo de micro noticia que buscan los especuladores bursátiles para decidir qué hacer: nada, comprar, vender.

Sin embargo, el que la semana pasada el gobierno ruso haya pagado los intereses que debía pagar, no quiere decir que, en el fututo, podrá hacerlo, lo cual, si llega a ser el caso, será, en el contexto de la mala macro noticia que es la guerra, una mala micro noticia, que generaría, de parte de los especuladores bursátiles, la reacción contraria, según el código no escrito de conducta: malas noticias, vender.

Hay otras razones que explican los buenos resultados bursátiles de la semana pasada, como el hecho de que el aumento en el precio de las commodities es favorable para las empresas que los comercializan, lo cual hace más atractivas a su acciones, cuya demanda puede aumentar, lo cual, ceteris paribus, incrementa su precio.

¿Qué pasará con el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores a corto plazo? No lo sé. ¿A mediano? Probablemente subirá ¿A largo? Seguramente seguirá con la tendencia alcista, propia de los mercados bursátiles a la larga. Ejemplo: en lo que va del siglo, de 2001 a 2021, el IPC ganó 842.51 por ciento nominal, 699.67 real.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal