Desmesura

Desmesura

Desmesura, nos dice el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española, es falta de mesura, y mesura es moderación, y moderación es cordura, sensatez, por lo que desmesura es falta de sensatez, de cordura.

Supongamos que la casa está sucia. ¿Qué hay que hacer? Limpiarla, no demolerla. Esto último sería una desmesura, porque de lo que se trata es de limpiar la casa, no de demolerla. Claro, si demueles la casa sucia, ya no hay suciedad. Tampoco casa.

Supongamos un enfermo de gripe. ¿Qué hay que hacer? Recetarle un tratamiento para la gripe, no matarlo. Esto último, al igual que en el ejemplo anterior, sería una desmesura, porque de lo que se trata es de curar al enfermo, no de matarlo. Por su puesto, si matas a la persona enferma ya no hay enfermedad. Tampoco persona.

Supongamos un alumno que reprueba química. ¿Qué hay que hacer? Darle clases particulares de química, no sacarlo de la escuela. Esto último, de la misma manera que en los dos ejemplos anteriores, sería una desmesura, porque de lo que se trata es que el alumno aprenda química, no sacarlo de la escuela. Es cierto, si lo sacas de la escuela se acabó la materia reprobada. También el alumno.

Supongamos, para terminar, empresas que no cumplen con las leyes, desde las tributarias hasta las laborales. ¿Qué hay que hacer? En primer lugar, relacionado con el pasado, sancionarlas por no haberlas cumplido. En segundo término, relacionado con el futuro, obligarlas a cumplirlas, a lo cual puede ayudar la sanción impuesta por los incumplimientos pasados, pero no proponer la redacción, expedición y promulgación de una ley para acabar con ellas. Esto último, de la misma manera que en los tres ejemplos anteriores, sería una desmesura, porque de eso se trata, ¿o no?, es de acabar con la ilegalidad, no con las empresas. Obviamente, si acabas con las empresas que no cumplen con la ley ya no habrá ilegalidad, pero tampoco empresas, con todas las consecuencias que ello traerá consigo para sus proveedores, trabajadores y clientes, para empezar por lo obvio.

Lo anterior viene a cuento porque, alegando que en ellas hay corrupción, una de cuyas manifestaciones es que no cumplen con las leyes fiscales y laborales, AMLO enviará una iniciativa de ley para que desaparezcan las empresas de outsourcing, dedicadas a la subcontratación, lo cual es una desmesura, sobre todo porque, gracias a la especialización del trabajo, la subcontratación incrementa la productividad y la competitividad de las empresas, y eso es economía, precisamente lo que nos hace falta.

La tarea del gobierno es hacer que las empresas cumplan la ley, no desaparecer a las que no las obedecen. Esto último es una desmesura, que manda un pésimo mensaje.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal