En este momento estás viendo Del mercado interno

Del mercado interno

Entre otros objetivos el gobierno buscará el año entrante, por medio del Presupuesto de Egresos de la Federación, impulsar al mercado interno. ¿Qué es el mercado interno? ¿Cómo se impulsa?

El mercado es la relación de intercambio entre compradores y vendedores. El mercado interno es la relación de intercambio entre compradores y vendedores, no necesariamente mexicanos, que operan en el territorio nacional, sean mexicanos o extranjeros.

¿Qué supone impulsar al mercado interno? Impulsar las relaciones de intercambio entre compradores y vendedores, multiplicarlas para que haya más intercambios, lo cual implica, desde más producción de bienes y servicios, primer paso del proceso de mercado, hasta más consumo de satisfactores, último paso de dicho proceso.

¿Cómo puede impulsarse el mercado interno? Primera posibilidad: impulsando la demanda de bienes y servicios, con la intención de que así se impulse su oferta y, por lo tanto, su producción (lo que se conoce como demand side economics, de inspiración keynesiana, que supone colocar, como no debe ser, a la carreta delante de los bueyes). Segunda: impulsando la producción de bienes y servicios, y por lo tanto su oferta, con la intención de que así se impulse su demanda, compra y consumo (lo que se conoce como supply side economics, de inspiración, entre otras, neoinstitucionalista, que supone poner, como debe ser, a los bueyes delante de la carreta).

La manera correcta de impulsar al mercado interno es impulsando la producción de bienes y servicios, primer paso del proceso de mercado y, por ello, la creación de empleos (para producir alguien debe trabajar), y la generación de ingresos (a quien trabaja se le paga), ingresos que son condición necesaria para poder demandar, comprar y consumir bienes y servicios, último paso del proceso de mercado.

La manera correcta de impulsar la producción de bienes y servicios, que es la manera correcta de impulsar al mercado interno, no es por medio de estímulos o ayudas otorgados por el gobierno a las empresas, desde condonación de impuestos hasta protección de la competencia, sino reconociendo plenamente, definiendo puntualmente y garantizando jurídicamente los derechos de los agentes económicos, comenzando por los empresarios, a la libertad individual para producir, ofrecer y vender, y a la propiedad privada sobre los medios de producción necesarios para poder  producir, ofrecer y vender bienes y servicios. Se trata de la seguridad jurídica en el ámbito económico, del Estado de Derecho aplicado a la economía, de la Economía de Mercado en el sentido institucional del término (véase: https://cisle.org.mx/mercado-economia-de-mercado/), la misma que en México, sobre todo con la 4T, deja mucho que desear, lo que le resta impulso al mercado interno.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal