En este momento estás viendo Competitividad de la economía

El IMCO publicó el Índice de Competitividad Internacional 2021, competitividad que consiste en la capacidad de un país para atraer, retener y multiplicar inversiones directas, que producen bienes y servicios, crean empleos, generan ingresos, de los que depende el bienestar.

Entre 43 naciones México ocupó el lugar 37. En materia de economía, uno de los diez subíndices de la competitividad, ocupó el 27, avance comparado con el 31 que ocupó en 2020. De los seis niveles de competitividad (alta, adecuada, media alta, media baja, baja, muy baja), en materia de economía la competitividad es media baja, lo cual puede parecer elevado. ¿No debería ser baja o muy baja? Para responder hay que saber cuáles son los indicadores que usa el IMCO para medir, en materia de economía, la competitividad, y tener presente que lo que mide el IMCO es principalmente la estabilidad, no el dinamismo, de la economía.

Los indicadores son: crecimiento del PIB; crecimiento promedio del PIB en los últimos cinco años; inflación; inflación promedio en los últimos cinco años; desempleo como porcentaje de la población económicamente activa; deuda externa como porcentaje del PIB; calificación de la deuda en escala de 0 a 100; reservas en dólares por cada mil dólares de importaciones;  libertad económica en escala de 0 a 100.

Estos son los resultados. Crecimiento del PIB: menos 8.24%, posición 36/43. Crecimiento promedio del PIB en los últimos cinco años: 2.04%, posición 25/43. Inflación: 3.40%, posición 39. Inflación promedio en los últimos cinco años: 4.02%, posición 35/43. Desempleo como porcentaje de la población económicamente activa: 4.71, posición 15/43. Deuda externa como porcentaje del PIB: 35.99, posición 11/43. Calificación de la deuda en escala de 0 a 100: 65, posición 25. Reservas en dólares por cada mil dólares de importaciones: 484.76, posición 21/43. Libertad económica en escala de 0 a 100: 66, posición 30/43.

Hay que tener presente que lo que mide el IMCO es principalmente la estabilidad, no el dinamismo, de la economía y que, pese a la recesión (falta de dinamismo), el comportamiento de la economía mexicana ha sido estable. Tres ejemplos.

En lo que va del año el mercado bursátil (IPC) ha ganado 17.58%, el tipo de cambio (FIX) se ha apreciado 0.03%, y la tasa de interés (Cetes a 28 días) ha aumentado únicamente de 4.24% a 4.69%, comportamientos que corresponden a una situación de estabilidad, no siendo el caso de la inflación, que ha aumentado de 3.15% a 5.59%.

Al margen de lo anterior, el que en materia de economía el lugar de México sea el 27 entre 43 países, y el nivel de competitividad medio bajo, es preocupante, por todo lo que depende de la competitividad, en última instancia el bienestar de las personas.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal