En este momento estás viendo Remesas salvan a AMLO

Estimado Andrés Manuel:

Los amigos te dicen tus errores, los enemigos los callan.

Te adjunto un breve análisis de la economía mexicana, que te ayudará a reconocer errores, corregirlos, sacar a México de la barranca, y pasar a la historia como un buen presidente.

“Errar es humano, pero echarle la culpa a los demás es más humano todavía”

Charles Chaplin

Es injusto culpar al presidente López Obrador de toda la baja de la actividad económica y la reducción en la creación de empleos, sin tomar en cuenta la pandemia del COVID y la tensión mundial por la agresión del dictador ruso Vladímir Putin a Ucrania; pero es un error culpar solo a esas calamidades externas de todos los problemas que empeoran la economía de México: menor inversión, bajo crecimiento y desempleo, males que son también consecuencia de las políticas económicas erróneas puestas en práctica por el gobierno de la 4T.

La situación económica de México es más grave que la que acepta el presidente en sus mañaneras. El fatal desenlace de las políticas económicas de la 4T, anunciado por varios especialistas, no llega todavía. Hay parámetros que nos pueden llevar a la conclusión que el gobierno de MORENA librará sin grandes desequilibrios el huracán mundial, lo cual es poco probable si no rectifican su camino.

La economía se hunde no solo por factores externos, sino por decisiones y expectativas negativas creadas por el gobierno de México.

México vive una paradoja, entre más pobres genera el actual gobierno, más posibilidades de trasladar al futuro el colapso de una crisis en la economía, vaticinada por especialistas nacionales e internacionales y algunas calificadoras.

La calificadora Standard and Poor´s aumentó la calificación del gobierno mexicano (6/6/2022), porqué al perder votos en las elecciones en la Ciudad de México, ya no tiene el apoyo necesario para reformar fácilmente la Constitución. Y puede mantenerse por más tiempo la precaria estabilidad económica. En tanto, la calificadora Moody’s redujo la nota soberana de México y de Pemex, debido a sus crecientes pérdidas que aumentan el riesgo del pago de su deuda (9/6/2022). Es la petrolera más endeudada del mundo.

Las calificadoras al sostener una mediana calificación para México pueden posponer el estallamiento de una crisis que haga perder el equilibrio de la economía; pero si el gobierno no rectifica sus políticas erróneas, empeorará la situación y las expectativas.

Le pueden bajar la calificación a su deuda, convirtiendo los valores mexicanos en “bonos basura”, lo que aceleraría un agravamiento de la situación económica. A corto plazo pareciera que se puede controlar el problema en lo que resta del 2022, aunque puede haber sorpresas, pero para el 2023 sino hay correcciones, será difícil sostener el frágil equilibrio en que se encuentra actualmente la economía mexicana.

Se redujo la inversión nacional y la extranjera. La balanza petrolera es deficitaria, el gobierno gasta más dólares en importar gasolinas y derivados del petróleo, que los dólares que recibe por la exportación de crudo. La riqueza petrolera de México actualmente no aporta un solo dólar para incrementar las reservas en dólares de Banxico.

La Balanza Comercial también tiene déficit. Las exportaciones de todas las mercancías no alcanzan a cubrir el total de importaciones. La Balanza Comercial entre México y los demás países no aporta ni un dólar a las reservas de Banxico.

El aumento de las reservas de Banxico es un elemento importante para que las calificadoras no le bajen más la calificación al gobierno de México y conviertan su deuda en bonos basura, como en Venezuela.

El factor que sostiene las reservas en dólares de Banxico, que en los 3 años y medio de AMLO en lugar de reducirse aumentaron, son las remesas. Ese aumento es vital para posponer el estallamiento de una crisis fuera del control del gobierno mexicano.

Una crisis en México no la quieren sus acreedores internacionales, por lo que varios de ellos renegocian la deuda del gobierno mexicano. Se cumple el dicho, “gaste ahora y que otras generaciones paguen su deuda después”. Pero esa situación no puede perpetuarse.

La deuda de México pierde cada día más la confianza de los inversionistas institucionales, quedándose principalmente inversionistas especuladores, que solo buscan altas tasas de interés en inversiones financieras a corto plazo, con liquidez casi inmediata, por el peligro de que se conviertan en bonos basura y pierdan. Para evitarlo los grandes fondos de inversión contratan a calificadoras, las que les advierten de la baja de calificaciones a sus clientes para que se retiren del país al que le van a reducir la calificación, antes de dar a conocer la reducción de la calificación públicamente.

Un inversionista gana en una semana en CETES, debido al diferencial de tasas de interés entre México y EUA, lo mismo que recibe en un mes y una semana en Bonos de Tesoro de EUA. A pesar de esa ganancia, 5 veces mayor en México, se redujo la tenencia de CETES por el capital financiero extranjero.

La discrepancia entre tasas es debida a una variable, contabilizada en un índice llamado Riesgo País. EUA, es el de menor riesgo país en ese Índice, con una calificación de AAA-

La tasa de interés de los bonos del gobierno de EUA, son bajas, 1.50 anual, 5 veces menores a las de México, como ya comentamos, aunque su inflación es mayor a la mexicana (7/22).

Quien invirtió en México en los primeros 3 años del gobierno, con un mayor riesgo, ganó a primera vista más que quien invirtió en EUA en dólares, aunque quienes compraron dólares antes del 2018, ganaron por los ligeros movimientos al alza del dólar, aproximadamente un 14%, acumulando esos años, lo que compensó en parte el diferencial de tasas de interés.

La mayoría de quienes compraron dólares no fue básicamente para ganar más, sino para asegurar sus ahorros de grandes devaluaciones, que no las hubo, gracias a las remesas, que paradójicamente aumentaron por la pobreza creciente en México.

En los tres últimos años se incentivó la migración de mexicanos a los EUA y junto con una mayor petición de ayuda de muchos de los mexicanos pobres, cerca de 56 millones, a sus parientes que trabajan en los Estados Unidos, se incrementaron las remesas.

Las remesas aumentaron de 33.7 mil millones de dólares en 2018 a 52.6 mil millones de dólares en 2021, un 53%. Ese fenómeno evitó una mayor devaluación, no la confianza en el gobierno mexicano.

Según datos del CONEVAL en 2018 había 51.9 millones de mexicanos en la pobreza, en el 2020, 55.7.

En 2018 el 16.2% carecía de los Servicios de Salud, en 2020, el 28.2%, según datos del CONEVAL y de BBVA.

Una de las causas del aumento de pobres sin servicios de salud se atribuye a la cancelación del Seguro Popular.

El ex secretario de Salud Julio Frenk señaló que la cancelación del Seguro Popular fue por “prejuicios ideológicos y no por causas técnicas”. Se regresó al sistema de los años 70 del siglo pasado.

16 millones de familias pobres se quedaron sin cobertura para problemas de salud por la cancelación del Seguro Popular. El gasto en medicinas en esos hogares aumentó un 40% sobre sus gastos totales.

El gobierno en lugar del Seguro popular creó el INSABI, Instituto de Salud para el Bienestar, que empezó de cero, y en el inter, perjudica a millones de pobres. Fue un cambio innecesario donde “primero los pobres” fueron los perjudicados.

El gobierno actual considera que todo lo hecho por gobiernos anteriores estuvo mal hecho, pero no reconoce los errores del actual, como es el caso del fracaso de la política de “abrazos no balazos” que le amarra las manos a la Guardia Nacional y al ejército para combatir eficientemente a la delincuencia.

En 3 años 5 meses del actual gobierno se cometieron más homicidios dolosos (121,655), que con Calderón en sus 6 años (120,463).

El gobierno de MORENA, dirigido por el presidente López Obrador, se debe concentrar más en mejorar sus funciones fundamentales: garantizar la paz, la propiedad, la libertad y la seguridad de los ciudadanos y no en monopolizar el sector eléctrico, petrolero y ampliar el sector paraestatal, como el PRI el siglo pasado. Monopolización por paraestatales fue y es fuente de corrupción, ineficiencias y de gastos innecesarios.

Bancos, aeropuertos, trenes y refinerías las pueden construir y operar los particulares, con un costo cero para el gobierno, pero las fuertes cantidades de dinero y de contratos que manejan los funcionarios de las empresas estatales, se anteponen a decisiones lógicas, que implican que los particulares manejen esas empresas con la supervisión del gobierno, como en EUA.

SOLUCIONES

El aumento de las REMESAS, los dólares que envían los trabajadores mexicanos a sus parientes en México, es el principal factor que mantiene a flote la economía mexicana y al gobierno neosocialista de MORENA, no sus políticas ni la confianza de los inversionistas, que cada día hay menos, tanto nacionales como extranjeros.

Aumentaron las remesas, porque emigran más mexicanos a los EUA, y los que ya están en “el otro lado” les envían más dinero a sus familiares, quienes cada día se empobrecen más, pero las remesas solas no pueden mantener a flote al gobierno del presidente López Obrador hasta que termine su mandato.

Si no rectifica sus errores y continúa con las mismas políticas económicas, el presidente López Obrador generará una crisis difícil de manejar y empezará la búsqueda de chivos expiatorios para echarles la culpa de lo que pase.

La fecha exacta de la llegada de la crisis es igual de predecible que la muerte de un enfermo grave. El doctor difícilmente conoce el día y la hora de su muerte. Sabe que las posibilidades de que muera son muy altas y las de salvación muy bajas, si no toma las medicinas adecuadas, adopta la dieta indicada, abandona los hábitos y vicios que le agravan sus males.

Lo mismo pasará con México, si el gobierno no reconoce que varias de sus políticas están equivocadas y no corrige el camino en algún momento entraremos en una grave crisis. pero nadie sabe con exactitud matemática la fecha y la hora en que llegará la crisis, que generará la muerte política-económica del gobierno de MORENA y de la 4ª trasformación, o los puede convertir en dictadores aferrados al poder. Esa crisis aumentará la pobreza en la mayoría del pueblo, principalmente en la clase media, muchos de los cuales ya pasaron a formar parte de los pobres.

POLÍTICAS ERRÓNEAS DEL GOBIERNO DE MORENA

1.- Costosa destrucción de lo construido del aeropuerto de Texcoco.
2.- Ampliación innecesaria del aeropuerto de Santa Lucía.
3.- Destrucción de un área protegida para construir un tren.
4.- Construir una refinería en un lugar inadecuado y con un alto costo.
5.- Violar descaradamente leyes electorales.
6.- Gastar miles de millones en proyectos que puede realizar el sector privado.
7.- Amarrar las manos a la Guardia Nacional y al ejército para combatir a criminales.
8.- Atacar verbalmente, sin necesidad, al principal socio comercial, los EUA.
9.- Dar recursos de los impuestos a la dictadura cubana por ser de izquierda.
10.- Atacar a críticos y poner en riesgo la libertad de expresión.
11.- Denunciar la corrupción de gobiernos pasados y callar la de su gobierno.
12.- Contratar deudas que pagarán futuras generaciones.
13.- Obstaculizar inversión privada y monopolizar sector petrolero y eléctrico.
14.- Enfrentar innecesariamente a la clase media, sacerdotes, judíos y otros.
15.- Cancelar el Seguro Popular.
16.- Generar escasez de medicinas por decisiones equivocadas de la Secretaría de Salud.
17.- Gastar la mitad del día en las mañaneras, que podría ser una a la semana.
18.- Disponer de recursos destinados a emergencias para gastos corrientes.
19.- Poner en altos puestos a personal sin conocimientos ni experiencia.
20.- Utilizar ayuda a pobres para ganar votos.
21.- Destruir más que transformar.

También puedes leerlo en PDF

Autor: Luis Pazos