El aumento de la gasolina lo podemos calificar como un aumento disfrazado de impuestos. El 43% del precio de la gasolina lo constituyen impuestos. En EUA el precio de la gasolina se rige por la oferta y la demanda y, como lo pueden comprobar en una gráfica comparativa del libro, es más barata que en México.

La reforma energética la instrumentaron hasta que quebró Pemex. La quiebra no fue por la baja del precio del petróleo, sino por su mal manejo y corrupción. Esos males se agravaron en los primeros 4 años de la actual administración. Más deuda, más robos de gasolina, privilegios al sindicato, pagos  por perforación de pozos improductivos y sobreprecios  a contratistas, quebraron a Pemex. Cifras en el libro.

El actual gobierno recibió en 2012 un país creciendo al 4%, actualmente crecemos a menos de 2%, a pesar del mayor crecimiento de EUA. 

En 4 años el peso se devaluó mucho más, como lo prueba gráfica del libro, que en los 12 años anteriores.

El saqueo de varios Estados, el de Pemex y el aumento de gastos inútiles dispararon irresponsablemente deuda y déficit.

El gobierno tomó el camino equivocado al tratar de frenar su deuda y déficit vía más impuestos y no menos gasto.

México sufrió un retroceso por políticas equivocadas internas, no por causas externas.

El saldo de las decisiones del actual gobierno es negativo, por ello hablamos de un retroceso económico y social.

epn-el-retroceso-publicidad