Lo ha dicho Negrete

Vale la pena, ¡y por eso lo hago!, reproducir este tweet de Sergio Negrete, que no tiene desperdicio: “Parce ser que muchos esperan que los empresarios mexicanos logren algo extraordinario en las próximas semanas: - No tener ingresos en sus negocios. - Mantener la plantilla laboral intacta.- Mantener salarios intactos. - Pagar impuestos completos y a tiempo. - De lo contrario, se les condena”.

Entre los muchos a los que hace referencia Negrete se encuentra AMLO, quien no entiende que, en estos momentos, antes de exigir que las empresas paguen en tiempo y forma sus impuestos, lo que debe hacerse es eximirlas de dicho pago, por el tiempo que sea necesario para, en la medida de lo posible, que será menor que la deseable, minimizar pérdidas de puestos de trabajo y fuentes de ingreso, que es, dicho sea de paso, la mejor manera de ayudar a la gente frente al tipo de presiones recesivas que, producto de la caída en la demanda por bienes y servicios, está generando el aislamiento consecuencia del miedo al contagio y a sus posibles consecuencias.

Que la exención de impuestos, por la menor recaudación, que debería compensarse recortando gastos, perjudicaría en primer lugar al gobierno, y en segundo término a quienes, desde trabajadores en la construcción de elefantes blancos, hasta clientelas presupuestarias como ninis o aprendices becados, se benefician de esos gastos, ¡sin duda alguna!, momento de preguntar qué es menos malo: que se pierdan puestos de trabajo y fuentes de ingreso en empresas privadas, que producen bienes y servicios que la gente sí aprecia, y por los cuales está dispuesta a pagar un precio, o que se pierdan puestos de trabajo y fuentes de ingreso en la construcción de elefantes blancos (Dos Bocas, Tren Maya, Santa Lucía, por mencionar los más conspicuos) o que se eliminen gastos clientelares.

Regresando con Negrete, y retomando el hilo de su primer tweet, le hace esta recomendación a AMLO, quien es de los que esperan de las empresas privadas un logro tan extraordinario como el ya mencionado: “AMLO, propuesta: nacionaliza temporalmente negocios, y cumples con todo lo que demandas: - Mantienes abierto aunque no haya ingresos - Cubres los salarios íntegros - No corres a la gente - Pagas los impuestos completos Digamos, tres meses, y luego los regresas a los dueños. ¿Va?” Ni remotamente: en este caso AMLO aplica la de hágase la justicia en los bueyes de mi compadre.

¿Qué parte de “ayudar fiscalmente a las empresas contribuye a mantener puestos de trabajo y fuentes de ingreso, la mejor manera de ayudar a la gente frente al tipo de problema económico que hoy enfrentamos”, no entiende de AMLO?

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @ArturoDammArnal