Comercio exterior malas noticias

En el 2019 las exportaciones de productos mexicanos sumaron 461 mil 116 millones de dólares, 2.3 por ciento más que en 2018. En 2018 sumaron 450 mil 572 millones, 10.1 por ciento más que en 2017. La buena noticia: en 2019 las exportaciones crecieron. La mala: mucho menos que en 2018.

En 2019 las importaciones de productos extranjeros sumaron 455 mil 295 millones de dólares, 1.9 por ciento menos que en 2018. En 2018 sumaron 464 mil 277 millones, 10.4 por ciento más que en 2017. La mala noticia: en 2019 las importaciones decrecieron. La buena: solamente un 1.9 por ciento.

No faltará quien diga que menos mal, ya que lo que decreció fue la importación, pero la exportación mantuvo crecimiento, afirmación que parte de creer que, en materia de comercio exterior, lo importante son las exportaciones, no las importaciones, creencia equivocada. Con las exportaciones satisfacen sus necesidades los extranjeros, con las importaciones las satisfacemos nosotros, y a nosotros lo que nos importa es lo segundo, no lo primero. En todo caso las exportaciones son el medio para obtener las divisas con las cuales lograr el fin: importar lo que necesitamos para satisfacer nuestras necesidades.

En 2018 exportamos 450 mil 572 millones de dólares e importamos 464 mil 277 millones, lo cual dio como resultado un déficit en la balanza comercial de 13 mil 704 millones de dólares. En 2019 las exportaciones sumaron 461 mil 117 millones de dólares y las importaciones 455 mil 295, dando como resultado un superávit de 5 mil 820 millones de dólares.

Nuevamente no faltará quien diga que de los males el menor, ya que pasamos del déficit en 2018 al superávit en 2019, afirmación que parte de creer que, en materia de comercio exterior, lo bueno es el superávit y lo malo el déficit, creencia equivocada. Que la balanza comercial sea deficitaria quiere decir que con lo que exportamos no nos alcanza para pagar lo que importamos, por lo que la diferencia debe salir de algún lado. ¿De dónde? Del ahorro exterior canalizado hacia México. Por el contario, que la balanza comercial sea superavitaria quiere decir que con lo que importamos nos alcanza y sobra para pagar lo que importamos, sobrante que se usa para financiar el déficit en la balanza comercial de nuestra contraparte. ¿Cómo? Por el ahorro interno canalizado hacia el exterior. En pocas palabras: el déficit supone entrada de ahorro externo (nos financiamos con recursos provenientes de otros países), y el superávit implica salida de ahorro interno (financiamos con recursos propios a otros países).

Tomando en cuenta exportaciones, importaciones y balanza comercial, el 2019 fue, en materia de comercio exterior, sobre todo comparado con el 2018, un mal año.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @ArturoDammArnal