banco del bienestar

Banco del Bienestar: ¡13,000! ¡3.66!

Mucho es lo que se debe preguntar en torno al Banco del Bienestar, comenzando por lo primero: es tarea legítima del gobierno ser banquero, lo cual nos lleva a la siguiente pregunta: cuáles son las legítimas tareas del gobierno.

Escribe AMLO, en su libro La Economía Moral, que “el Gobierno Federal ha creado el Banco del Bienestar, cuyo propósito principal es ofrecer servicios bancarios a los beneficiarios de los programas sociales y eliminar el manejo de dinero en efectivo en la dispersión (sic) de los recursos de tales programas (…) Durante el sexenio, el Banco del Bienestar pasará de 433 sucursales, con las que cuenta actualmente, a 13,000 en todo el territorio nacional”.

13 mil sucursales bancarias, ¿son muchas o pocas? Para responder tengamos en cuenta que, en 2018, los bancos con más sucursales fueron: Bancomer con 1 mil 794, Banamex con 1 mil 700, Banorte con 1 mil 100, y HSBC con 954. Según AMLO en 2024 el Banco del Bienestar contará con 13 mil sucursales, 624.6 por ciento más que Bancomer; 664.7 más que Banamex; 1,081.8 más que Banorte; 1,262.7 por ciento más que HSBC. La cifra de AMLO, ¿es creíble?

Por lo pronto, según lo dijo en una reciente Mañanera, en 2020 se construirán, con un costo de 5 mil millones de pesos, provenientes de los ahorros de fin de año, 1 mil 350 sucursales, construcción que estará a cargo del Ejército (en cuyo honor habría que nombrar a alguna calle, como lo ha propuesto José Manuel Núñez, Ejército Constructor), lo cual suena, por decir lo menos ambicioso y, por decir lo más, ridículo. Hagamos la cuenta. Este año es bisiesto, por lo que tendrá 366 días. Si, como lo dijo AMLO, se van a construir 1 mil 350 sucursales a lo largo del mismo se deberán edificar 3.66 sucursales diarias, trabajando de lunes a domingo, y del 1 de enero al 31 de diciembre. ¿Cuál será el tiempo promedio de construcción de una sucursal bancaria? No lo sé, pero no es, porque no puede serlo, de un día.

Estas metas que ha fijado AMLO con relación al Banco de Bienestar, al margen de la cuestión, que no es menor, de si el gobierno debe ser o no ser banquero, y de si el Ejército debe ser o no constructor, nos muestran claramente que en este, como en otros proyectos de la 4T, no se sentaron a hacer las cuentas, a “echar los números”. Y si no lo hicieron, ¿qué nos dice esa omisión? Y si lo hicieron, y aun así tomaron la decisión de hacerlo, ¿qué nos dice esa decisión?

Y lo más importante, logrará el Banco para el Bienestar ser una organización rentable, capaz de generar, como debe ser en este tipo de organizaciones, utilidades. La pregunta viene a cuento porque, durante los nueve primeros meses del año pasado, el Banco para el Bienestar, registró pérdidas por 233 millones de pesos.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @ArturoDammArnal