pobreza coneval

Combate a la pobreza, ¿eficaz?

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL, dio a conocer la Medición de Pobreza 2008 – 2018. Estos son los principales resultados.

En 2008 el 44.4 por ciento de los mexicanos sobrevivía en la pobreza: 11.0 por ciento en pobreza extrema, 33.2 en pobreza moderada. Diez años después, y mucha política de desarrollo social de por medio, estos fueron los porcentajes: 41.9 pobreza (bajó); 34.5 pobreza moderada (subió); 7.4 pobreza extrema (bajó).

A lo largo de estos diez años la pobreza se redujo 2.5 puntos porcentuales, equivalentes al 5.6 por ciento. La pobreza extrema se redujo 3.6 puntos porcentuales, equivalentes al 32.7 por ciento. La pobreza moderada aumentó 3.9 por ciento, equivalente al 11.7 por ciento.

Con estos resultados, ¿cómo debemos calificar la eficacia de la política de desarrollo social del gobierno, basada en la redistribución del ingreso, en quitarle a Pedro lo que es de Pedro para darle a Juan lo que no es de Juan?

Para responder tengamos en cuenta que el CONEVAL divide a los pobres en dos grupos: población vulnerable por carencias sociales y población vulnerable por ingresos. Los indicadores de carencias sociales son: rezago educativo; acceso a servicios de salud; acceso a seguridad social; calidad y espacio de la vivienda; acceso a servicios básicos en la vivienda; acceso a la alimentación. El indicador de la vulnerabilidad por ingresos es el ingreso generado por las personas.

En 2008 el 32.3 por ciento de la población era vulnerable por carencias sociales. En 2018 el 29.3. La reducción fue de 3.0 puntos porcentuales, equivalentes al 9.3 por ciento.

En 2008 el 4.7 por ciento de la población era vulnerable por ingresos. En 2018 el porcentaje aumentó a 6.9. El incremento fue de 2.2 puntos porcentuales, equivalentes al 46.8 por ciento.

Superar la pobreza depende de dos cosas. Primera: generar ingreso suficiente para acceder, gracias al trabajo propio, ¡no a la dádiva gubernamental!, a los satisfactores necesarios. Segunda: la producción y oferta de esos bienes y servicios. La causa de la pobreza está en lo primero, no en lo segundo.

En 2008 el 49.0 por ciento de la población generaba un ingreso inferior a la línea de pobreza, por lo que no le alcanzaba para comprar, en cantidades suficientes, alimentos, transporte, educación, salud, esparcimiento, y demás bienes y servicios de consumo habitual. En 2018 el porcentaje fue 48.8.

En 2008 el 16.8 por ciento de la población generaba un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema, por lo que no le alcanzaba para comprar, en cantidades suficientes, alimentos. En 2018 el porcentaje fue el mismo: 16.8.

Analizando las cifras, ¿cuál es la respuesta a la pregunta por la eficacia de la política de desarrollo social el gobierno? Con AMLO, ¿resultará más eficaz?

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @ArturoDammArnal