En 2003 escribí un libro al cual le puse por nombre La economía mexicana nadando de muertito, por considerar que la imagen de alguien nadando de muertito, flotando boca arriba, representa de buena manera la condición de nuestra economía, que no se ha hundido, y por lo tanto no se ha ahogado, pero que tampoco avanza como lo haría un buen nadador, encontrándose a merced de las corrientes que le salgan al paso, mismas que pueden ser favorables (ejemplo: un buen desempeño de la economía estadounidense), pero también desfavorables (ejemplo: un mal desempeño de la economía estadounidense, tal y como sucedió el año pasado).

Leer completo

Las enseñanzas de Cristo, sintetizadas en los Diez Mandamientos, que según la Biblia Dios entregó a Moisés (Éxodo 20,1-17), son el mejor entorno para alcanzar una sociedad armónica, libre, democrática y progresista.

Leer completo

A todos los mexicanos nos han ofendido con una ley que criminaliza a los indocumentados en el estado de Arizona. Pero no basta que los legisladores, las autoridades y los ciudadanos mexicanos manifestemos nuestro desacuerdo con esa ley de corte fascista, es necesario analizar el por qué millones de mexicanos no encuentra trabajo en nuestro país y lo tienen que buscar al otro lado de la frontera norte.

Leer completo

Seguramente usted no conoce quién fue mi padre, pero sí el “Che” Guevara. De ese personaje se han filmado películas, escrito libros, circulan leyendas y miles de jóvenes usan camisetas con su fotografía.

Leer Completo


Lo políticamente correcto, generalmente, no pasa de ser tontería o error, sobre todo si coincide con lo que, a primera vista, resulta lo aconsejable, no porque así lo haya decidido el cerebro, sino porque así lo aconseja el corazón; no porque sea producto de la inteligencia, sino por ser consecuencia del sentimiento; no porque sepamos que es lo mejor, sino porque sentimos que así debe ser.

Leer completo

Durante dos recientes participaciones como panelista ante estudiantes, una en el auditorio Jus Semper de la Facultad de Derecho de la UNAM y la otra en el auditorio de la Facultad de Economía del Instituto Politécnico Nacional, les formulé a los alumnos dos preguntas: ¿les gustaría que redujeran el presupuesto a su institución educativa?, me refería a la UNAM y al POLI, la respuesta fue ¡noooo! Inmediatamente les formulé otra ¿les gustaría que aumentaran los impuestos?, la respuesta también fue un no.

Leer Completo

La ley antiemigrantes, que se pretende aplicar en Arizona, muestra lo mucho que falta en materia de globalización, sobre todo si por ella entendemos el proceso por el cual los gobiernos reducen (en el peor de los casos) o eliminan (en el mejor de ellos), las barreras que, ¡arbitrariamente!,  levantaron para limitar o prohibir las relaciones entre personas de distinta nacionalidad. La globalización es un proceso de liberación, que dará como resultado, suponiendo que algún día llegue a buen término, la globalidad, situación en la cual los gobiernos ya no limitarán, y mucho prohibirán, las relaciones entre personas de distinta nacionalidad, como puede ser la relación que se establece, en territorio de los Estados Unidos, entre un trabajador mexicano y un empleador estadounidense.

Leer completo

Al Presidente Calderón le tocó el entorno externo e interno más negativo y conflictivo de las últimas décadas. La actual crisis financiera, que se inició en los Estados Unidos, es la más fea de los últimos 80 años. Esa crisis ha tenido enormes repercusiones en México, pues EUA es el destino de más del 80% de nuestras exportaciones y de ahí provienen más del 90% de los turistas.

Leer completo

Mi buen amigo, David Penchyna, diputado federal por el PRI, propuso en una iniciativa la creación del “Sistema Nacional de Banca de Desarrollo” y de un órgano colegiado “Consejo Nacional de Financiamiento del Desarrollo”, cuyos objetivos son vigilar, coordinar y reglamentar a los bancos de desarrollo. No dudo de la preocupación de David por mejorar el desempeño de la Banca de Desarrollo, pero su propuesta va en sentido contrario de lo que necesitan esas instituciones.

Leer completo

Aunque la posición geoeconómica de México es mejor a la de China, Brasil, Chile o la India, esos países han crecido más, por lo que el senado de la República organizó un ciclo de pláticas titulado “Qué hacer para crecer” para buscar caminos hacia un mayor crecimiento.   

Del 2001 al 2008 México cayó 18 lugares en el Índice Mundial de Competitividad. (Pág. 66 del libro “La crisis y como librarla”, publicado por editorial Diana). Otros países en vías de desarrollo adecuaron sus leyes fiscales, laborales y energéticas a la competencia global. Ahora son más atractivos que México para la inversión global, la que es una premisa ineludible de un mayor crecimiento.

Los motores fundamentales de los altos crecimientos de China y la India en esta década son las inversiones extranjeras, que llegaron  a esos países en mayores montos que a México debido a su mejor legislación fiscal y laboral.  Al analizar el Índice de Flexibilidad Laboral 2008, publicado por el Banco Mundial, comprobamos que la flexibilidad laboral en China y Chile es del doble que la mexicana. El entorno laboral en la India también es mucho más flexible al de México. (Pág.70 del libro “La crisis y cómo librarla”).

En México, la democracia se tradujo en un Congreso dividido que dificulta la instrumentación de las reformas estructurales necesarias para recuperar competitividad internacional. Esas reformas estructurales para alcanzar mayores crecimientos dependen de diputados y senadores, no del Ejecutivo Federal.

Sin reformas en materia fiscal, laboral y energética, que nos hagan más competitivos y atractivos a la escasa inversión global disponible en el 2009 y 2010, es difícil crecer a los niveles necesarios para absorber el creciente desempleo, del que se quejan los legisladores; sin percatarse que ellos son los que han fallado en instrumentar los cambios necesarios para atraer más inversión y lograr la creación de más empleos y de mayores crecimientos económicos.