POR LUIS PAZOS

El PRI de este siglo no es el mismo que del siglo pasado; es decir, hay algo de razón entre quienes dicen que hay que distinguir entre el PRI viejo y el nuevo. A continuación damos las diferencias entre los dos PRIS:

1.- Antes el PRI se dedicaba a usufructuar el poder absoluto del que gozaba, ahora se dedica en una forma obsesiva a tratar de recuperar ese poder absoluto que perdió a partir de este siglo.

2.- Antes el Presidente decidía sobre el Poder Legislativo y Judicial a nivel federal, ahora son los gobernadores priístas quienes ejercen el poder en sus estados como antes lo hacía el Presidente de la República.

3.- Antes el Presidente priísta le decía a los legisladores de su partido cómo debían de votar, ahora los gobernadores priístas son los que les dicen.

4.- Antes la administración federal priísta le trasladaba dinero al PRI para financiar elecciones, ahora son los gobernadores priístas.

5.- El Gobierno Federal priísta no rendía cuentas claras, ahora son los gobernadores priístas.

6.- Antes el Presidente priísta elegía al candidato de su partido a la presidencia de la República, ahora son los gobernadores priístas.

7.- Antes el Gobierno Federal pedía créditos por arriba de su capacidad de pago y no daba cuentas de su destino, ahora los gobernadores estatales priístas son quienes piden créditos por arriba de su capacidad de pago y no dan cuentas de su destino.

8.- Antes el Presidente de la República era el gran “Tlatoani” para todos los priístas, de donde provenían tambos de dinero, ahora los grandes “tlatoanis” son los gobernadores priístas.

9.- Antes cada candidato a Presidente de los priístas prometía cambio de rumbo y componer el tiradero que había dejado el anterior presidente priísta, ahora son los gobernadores priístas los que prometen cambio de rumbo, aunque sean ellos los que dejan su tiradero en los estados que gobernaron.

Los recientes enfrentamientos de los legisladores afines a Enrique Peña Nieto, precandidato a la Presidencia por ese partido, con los senadores afines a Manlio Fabio Beltrones, también precandidato de ese partido, paralizan diversas leyes que podrían mejorar a México tanto económica como políticamente. Esos atrasos legislativos son una muestra más de que el PRI no ha sabido ser oposición responsable. Su obsesión por recuperar la Presidencia lo ha llevado a poner en último plano legislar para el bienestar de los ciudadanos.

Leer completo

POR LUIS PAZOS

La desconfianza de la mayoría de los inversionistas en el mundo, que se ha traducido en una desaceleración económica y desempleo, es debida a los enormes déficit presupuestales gubernamentales en algunos países europeos y en Estados Unidos.     

Los congresos de esos países, como el de México el siglo pasado, aprobaron gastos gubernamentales muy por arriba de los que se podían financiar sanamente. En las décadas de los 70 y 80, el presupuesto deficitario del gobierno mexicano fue financiado con emisiones monetarias, que generaron macro inflaciones y con endeudamientos excesivos, que engendraron enormes devaluaciones. Esos desequilibrios significaron la pérdida del patrimonio de millones de mexicanos.    

Actualmente, por primera vez en la historia de México, el gobierno mexicano presenta un déficit presupuestal menor al de la mayoría de los países europeos y al de Estados Unidos.  El bajo déficit del gobierno mexicano es una de las fortalezas ante los inversionistas internacionales. Y a falta de reformas estructurales, empantanadas en el Congreso por los partidos de oposición al Gobierno Federal, ese bajo déficit presupuestal es uno de los principales factores de confianza para que se incrementen las inversiones directas, que son precursores de más empleos. Sin embargo, el mismo partido que ha detenido las reformas para crecer, pide aumentar el déficit presupuestal con el objetivo de enfrentar las deudas excesivas de varios estados donde gobierna y obtener más recursos para un año electoral.     

La posición de la Secretaría de Hacienda de no elevar el déficit presupuestal está basada en la experiencia que vivimos el siglo pasado y en una actitud responsable ante una incertidumbre global, donde los bajos déficit gubernamentales son uno de los principales factores que deciden, junto con una legislación laboral flexible y un sistema tributario equitativo, hacia dónde va la inversión, definitiva para lograr más empleos y crecimiento.

Durante la presentación de mi libro ¿Quién Manda en México?, el ex secretario de Hacienda Pedro Aspe Armella, respondió a la pregunta ¿qué se necesita para que en México sean aprobadas las reformas estructurales en materia fiscal, laboral y energética? Su respuesta fue que ante la falta de consensos entre los diversos partidos, la alternativa es el colapso. El Presidente Carlos Salinas invitó a Aspe como Secretario de Hacienda para que le ayudara a sacar “el buey de la barranca” ante el colapso a la que había llegado la economía con el gobierno del presidente Miguel de la Madrid: inflación sexenal de 3,710% y una devaluación del 3,904%, en parte como consecuencia de los desequilibrios acumulados desde los gobiernos del presidente Echeverría y López Portillo.

Leer completo

POR LUIS PAZOS

El Presidente Felipe Calderón en un evento en la Bolsa Mexicana de Valores pidió al Congreso por enésima vez que aprobaran las reformas para enfrentar mejor el menor crecimiento internacional, que implicará para México menos empleos.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, también habló de la importancia de aprobar esas reformas, que ya  Salinas y Zedillo las consideraban necesarias, y que desde que participé en el Congreso en el período 2000-2003, ya le pedíamos al PRI y al PRD que las aprobaran por el bien del país.

Las reformas a que aludo están “sobre diagnosticadas”, cualquier legislador o político que se precie de conocer la situación económica nacional e internacional, sabe que son una prioridad para que México pueda competir por los escasos capitales que se moverán, en lo que resta de este año y el siguiente, para mantener niveles de inversión que aseguren más empleos y crecimiento.

Con la actual legislación laboral, enfocada más a defender monopolios y grandes sindicatos, que a la creación de empleos, es difícil competir por la inversión en un mundo globalizado. Con la legislación energética vigente es fácil vaticinar que en unos años importaremos petróleo y PEMEX, en lugar de ser un apoyo de las finanzas públicas, será una carga para los mexicanos, aunque continúe siendo un paraíso para contratistas y partidos que lucran con esa paraestatal.

Paradójicamente, gobernadores y precandidatos del PRI a la Presidencia, que hablan de la necesidad de crecer y crear empleos, son quienes han instruido a los legisladores de su partido para que bloqueen esas reformas, bajo la lógica de que entre más dañe la crisis internacional este año y el siguiente la economía de México, será más fácil para el candidato priísta reconquistar la Presidencia.

Está claro que el mandato político del PRI a sus legisladores desde hace una década es, como lo demuestro en el libro ¿Quién manda en México?, bloquear la reforma laboral, la energética y la fiscal, pues aunque mejorarían la economía de México, generando más empleo y crecimiento, según los mandos priístas, esas mejoras le harían más difícil a su partido retomar el poder.

Quienes critican las actuales estrategias del Gobierno Federal para combatir al crimen organizado, señalan que la solución para disminuir o terminar con la violencia es reducir la miseria y aumentar la educación, y consideran a esos factores como las principales causas de las conductas criminales.

Leer completo

POR LUIS PAZOS

Los Ministros de la Suprema Corte de Justicia tienen la difícil labor de decidir en qué momento el feto entra bajo el amparo del Artículo 1° Constitucional, que protege el derecho a la vida. Los Ministros pueden decidir en base a presiones de grupos considerados de derecha, que piden que el derecho a la vida se proteja desde la concepción, o de otros grupos, considerados de izquierda, que utilizan el derecho de las mujeres de decidir sobre su cuerpo para justificar el aborto.

La interrogante es en qué momento el producto o feto ya no es un órgano o apéndice de la mujer, sino es otro cuerpo. Hay quienes afirman que la vida se forma gradualmente y que hasta pasados determinados meses ya constituye un ser humano.

Otro criterio, que se aplica con las tortugas es el que se encuentran en “peligro de extinción”, lo que no sucede con la raza humana. En el caso de las tortugas penalizan no tan solo a quien se come una tortuga, sino a quien lo sorprenden con huevos de tortuga, pues atenta contra un embrión que se convertiría en tortuga. Actualmente es más penado interrumpir la gestación de una tortuga que la de un ser humano. (Véase el libro Técnica Legislativa y Desregulación, del Ministro de la Suprema Corte de Justicia en retiro, Carlos Sempé Minvielle. Editorial Porrúa, 6ª. edición, p. 115).

Los Ministros no son “todólogos”, por lo tanto, deben decidir con base en la ciencia, que está muy avanzada, los criterios mediante los cuales concluyan objetivamente, más allá de la ética cristiana o la posición de la libre elección de las mujeres, en qué momento el feto debe estar protegido por el Artículo 1° Constitucional.

Los Ministros no deben decidir en base a creencias religiosas ni a supuestas posturas “avanzadas”, que sostienen grupos en pro de la libertad de decisión sobre el cuerpo, la cual comparto si se tratara de su cuerpo, no de otro. Para legislar sobre el aborto se deben utilizar criterios objetivos, producto de exámenes que determinen en qué momento el producto en el vientre materno ya es un ser diferente a la madre que lo engendró, como cuando el huevo deja de ser la gallina o la tortuga.

 

Está claro que las reformas estructurales para bajar y generalizar tasas en materia fiscal, flexibilizar la ley laboral y abrir a Pemex a la inversión de riesgo son necesarias para crecer más. Priístas, panistas y perredistas pensantes, saben que son necesarias, pero llevamos más de diez años sin poder implementarlas.

Leer más...

POR LUIS PAZOS

Es frecuente que las enfermedades que sufrimos en el pasado se olviden, al igual que su prevención para que no vuelvan a presentarse. 

Algo parecido sucede con los problemas económicos. Hay quienes piensan que el equilibrio en el tipo de cambio, que ahora tenemos, es una situación normal y fácil de mantener. Falso, atrás de un tipo de cambio estable, que no quiere decir fijo, hay políticas económicas que implican orden presupuestal, monetario, reservas y límites al endeudamiento gubernamental.

Hay países petroleros como nosotros, que en la década 2001-2010, se devaluó enormemente su moneda, como es el caso de Venezuela: 515% y si nos basamos en el mercado negro, la devaluación llegó al 1,207%. En México la devaluación acumulada en los últimos 10 años ha sido únicamente del 31%, muy diferente a la que sufrimos en las últimas décadas del siglo pasado.

En la década de los 80, la devaluación del peso mexicano ante el dólar fue de 12,576%, lo que implicó la quiebra de muchas empresas y la pérdida del patrimonio de millones de mexicanos. En la década de los 90, la devaluación del peso fue de 221%. 

Las enormes devaluaciones en la Venezuela de Chávez y en las dos últimas décadas del siglo pasado en México, muestran que hemos avanzado en cuanto a la estabilidad cambiaria, de la que carecimos en las últimas tres décadas del siglo pasado en México y todavía en Venezuela no la pueden lograr. 

Sin embargo, hay preocupación por el retraso en aprobar reformas estructurales, que consolidarían la estabilidad cambiaria, pero que por motivos electorales y compromisos clientelares, partidos de oposición al Gobierno Federal han pospuesto durante los últimos 10 años.

En estos tiempos, no hay tarea más difícil que decir algo nuevo sobre Mario Vargas Llosa. Sobre todo, si hablamos de su pensamiento político, que tantas adhesiones como enconos trae consigo. Hagamos el intento, no obstante. Considero que la polémica sobre las ideas de Vargas Llosa se debe a dos grandes malentendidos. Por un lado, la izquierda identifica las ideas políticas vargasllosianas como conservadoras o neoliberales; por otro, la derecha las compatibiliza con posturas de la izquierda democrática, adversarias de la autoridad, del orden y las tradiciones. Para ambos lados del espectro político, Vargas Llosa es un pensador incómodo, difícil de clasificar y, por ende, de considerar plenamente como suyo.

Leer completo

POR LUIS PAZOS

A finales de diciembre de 1994 un grupo de guerrilleros atacó un cuartel cerca de San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Los soldados se defendieron y persiguieron ya de noche a los atacantes, mataron a algunos de ellos que iban al frente: humildes indígenas con rifles de palo que, a lo lejos, parecían de verdad. Los guerrilleros que dispararon iban atrás. Lograron su cometido, que los soldados mataran indígenas. Días antes llegaron varios representantes de organismos de derechos humanos y periodistas norteamericanos a San Cristóbal, que ya sabían lo que iba a suceder. La AFL-CIO, máxima organización sindical en EUA, acusó al gobierno de México de represor, de violar los derechos humanos y pidió la anulación del Tratado de Libre Comercio con México.

En ese teatro, montado con el apoyo de sindicalistas de EUA, los indígenas hicieron el papel de víctimas y quienes los pusieron a disposición de los guerrilleros fueron los teólogos de la liberación (véase el libro ¿Por qué Chiapas?) Ahora el señor Sicilia, discípulo de los teólogos de la liberación, utiliza la muerte de su hijo para reivindicar el mismo programa por el que teóricamente peleaba el subcomandante Marcos: mandar el ejército a los cuarteles, cumplir con los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, y cubriéndose con organizaciones que utilizan los derechos humanos para disfrazar su filiación política.

Cuando oímos hablar de algunos familiares de víctimas del delito, como Alejandro Martí, María Elena Morera e Isabel Miranda de Wallace, vemos que en realidad buscan un país más seguro; mientras el llamado “subcomandante Sicilia”, antes completamente desconocido, junto con algunos vivillos conocidos por manipular los derechos humanos que le dicen lo que tiene que leer, ha utilizado sin ningún recato la muerte de su hijo para lograr popularidad y revivir las peticiones que el subcomandante Marcos hizo en sus giras a mediados de los 90. 

Sentimos el asesinato del hijo de Sicilia, como las de otros padres mexicanos, pero denunciamos su falta de ética y de espíritu cristiano, al usar la muerte de un ser querido, como Marcos utilizó la de los indígenas, para lograr fines políticos muy diferentes a la paz y seguridad para los mexicanos.

En muchas ocasiones las acciones emprendidas por un político, motivadas por ideologías o caprichos, tienen efectos contrarios a los buscados. Andrés Manuel es un acérrimo enemigo del PRI  y en especial de Salinas de Gortari, a quien acusa de ser uno de los promotores del gobernador Enrique Peña Nieto como candidato para la Presidencia de la República en el 2012; sin embargo, su decisión de oponerse a la alianza PAN-PRD en el Estado de México será de una ayuda invaluable para el PRI, partido al que dice combatir.

Leer completo

POR LUIS PAZOS

Los viejos líderes priístas llegaron a la conclusión de que la mejor estrategia para regresar al poder es adoptar una política de  brazos cruzados ante los problemas nacionales.  Desde el 2001 a la fecha, bajo diversas excusas, han postergado o mediatizado las reformas que los mismos técnicos priístas que diseñaron las políticas económicas de sus dos últimos presidentes, consideraban necesarias para crecer más.    

Entre esas reformas están la flexibilización de la ley laboral y la apertura de PEMEX a la inversión privada. Esas reformas, de haberse aplicado hubieran significado, en base a cálculos del Instituto Mexicano de Competitividad y de la Secretaria de Energía, un crecimiento adicional anual de 1.5% puntos en el Producto Interno Bruto y cerca de medio millón de empleos más.Desde el 2009 el Ejecutivo ha presentado diversas reformas para combatir más eficientemente al crimen, aproximadamente 12; sin embargo, el PRI bajo diversas excusas las ha pospuesto. Y es hasta lo sucedido en Monterrey, cuando públicamente, en un programa de Joaquín López Dóriga, sus dirigentes se comprometieron a aprobarlas, lo cual no significa que las aprobaran.     

Al analizar la actuación de los líderes priístas, desde que son oposición a nivel federal, advertimos que le apuestan a que el país se mantenga con bajos crecimientos, desempleo e inseguridad, pues de lograrse más empleos, crecimiento y seguridad en el 2012, consideran que tienen menos probabilidades de regresar al poder.     

El problema para los priístas es que la estrategia de brazos cruzados ante los problemas nacionales, que han seguido en los últimos 10 años, ya ha sido identificada por muchos electores, lo que le restará votos a su partido en el 2012 entre los ciudadanos pensantes e independientes.

 

Carlos Slim es considerado por la revista Forbes el hombre más rico del mundo. Hay quienes lo ponen como ejemplo de la desigualdad. Partiendo de la teoría de la suma cero, afirman que el dinero que acumuló Slim significó empobrecimiento para otros. La hipótesis de la suma cero, que consciente o inconscientemente manejan en sus discursos muchos periodistas, políticos, sociólogos y economistas, plantea que la riqueza es igual a un pastel, en el que si alguien se come una porción más grande, otros comerán menos.

Leer completo

POR LUIS PAZOS

…que en Estados Unidos, cuyos gobiernos han exigido durante años al nuestro combatir el narcotráfico, permitan que en sus armerías se pertrechen narcotraficantes con armas de alto poder.

…que legisladores dilaten y mediaticen leyes necesarias para darle certidumbre jurídica a las acciones de las fuerzas armadas contra el crimen organizado.

…que partidos políticos le apuesten a la inseguridad en el 2012 para que los ciudadanos los vean como una alternativa en las elecciones para lograr la seguridad.

…que mientras gobernadores piden a la federación, al ejército y la armada para contener el crimen en sus Estados, sus partidos critiquen esa ayuda por motivos electorales.

…calificar de responsabilidad federal una lucha contra crímenes que en su mayoría son del fuero común.

…que gobernadores y alcaldes pidan la presencia del ejército, mientras sus policías estatales y municipales les avisan a los criminales de los movimientos del Ejército y la Marina.

…que a la vez que legisladores de algunos partidos piden más dinero para los gobiernos estatales y municipales, algunos de éstos no utilizan los ya entregados por la federación para mejorar sus cuerpos policiacos.

…que mientras los soldados arriesgan sus vidas para detener a criminales, algunos jueces los dejen en libertad argumentando la violación a formalidades secundarias, aunque existan pruebas sustantivas de su culpabilidad.

…utilizar el poder financiero y logístico del crimen organizado para ganar elecciones, mientras los candidatos que los utilizan prometen seguridad.

…manipular los derechos humanos para dificultar la captura y encarcelamiento de criminales.

…criticar la lucha contra el crimen sin proponer soluciones concretas y viables para lograr la paz.

…politizar y boicotear la lucha contra criminales por motivos ideológicos y electorales.

Recientemente los priístas presentaron iniciativas de reformas a la ley fiscal y laboral para dar la impresión de que están dispuestos a modernizar la legislación. El PRI hasta la fecha ha votado en contra de las reformas estructurales o las ha mediatizado. En el 2008 mediatizaron la iniciativa de reforma energética presentada por el Ejecutivo para modernizar a PEMEX. Al final, lo aprobado solo aumentó la burocracia y no pasaron los contratos de riesgo, debido a que al sindicato y a los empresarios que monopolizan los contratos de esa paraestatal no les convenían, y esos grupos son fuentes de recursos para el PRI.

Leer más...

 La Cuba libre y democrática tiene nuevos defensores. Es lo que podemos concluir luego de leer los estupendos ensayos de los jóvenes autores latinoamericanos reunidos en el volumen Plumas Democráticas: Primer Concurso de Ensayos sobre la Realidad Cubana, que ha organizado, y ahora publica los trabajos ganadores, el Instituto Político para la Libertad, que dirige con notable acierto la activista y documentalista peruana Yesenia Álvarez.

Leer completo

El senador Manlio Fabio Beltrones, precandidato del PRI a la Presidencia de la República, anunció un proyecto de Reforma Fiscal, cuyo punto fundamental es reducir y generalizar el IVA. Esa inquietud la ha expresado el senador Beltrones desde hace tiempo, sin embargo los primeros en rechazarla son los miembros de su partido, como lo demuestro en el libro ¿Quién manda en México?, donde comento la propuesta de Beltrones.  

Leer completo

POR LUIS PAZOS

Durante los últimos diez años, el PRI ha demostrado que no ha sabido ser oposición responsable, pues se ha negado a flexibilizar la ley laboral, reducir y generalizar impuestos y abrir PEMEX a socios tecnológicos que le permitan producir más. Esas reformas son indispensables para competir por la escasa inversión internacional y compensar el menor crecimiento esperado de los EUA, hasta ahora el principal motor del crecimiento de México.

El PRI a finales del siglo pasado, después de dos sexenios de finanzas irresponsables, la economía colapsó con Miguel de la Madrid. La inflación y la devaluación llegaron a 4 dígitos: 3,310% y 2,141% respectivamente. El Presidente Salinas empezó a realizar reformas para salir del colapso, pero no pudo concretarlas totalmente, debido a que tenía que restarle todo el poder discrecional para gastar a grupos tan poderosos como el Sindicato de PEMEX, que eran, y siguen siendo, un apoyo importante en los procesos electorales para el PRI. En la primera década de este siglo esas corporaciones se volvieron indispensables para mantener gubernaturas y devolver al PRI la posibilidad de ganar las elecciones en 2012.

Aunque en el PRI hay miembros pensantes que saben perfectamente que es necesario establecer el salario por hora, reducir pasivos laborales, facilitar la contratación de jóvenes y reducir privilegios sindicales, no lo pueden hacer sin disminuir los apoyos a corporaciones y grupos que le son muy importantes en las elecciones.

El PRI, hasta ahora, ha sido incapaz de ayudar a modernizar el país. Y de ganar las elecciones presidenciales, sus compromisos con esos grupos le impedirían modernizar a México. Con el PRI, seguiríamos sin poder competir con China, la India, Brasil, y Chile, entre otros países, para atraer más inversiones que nos ayuden a crecer y crear más empleos para millones de jóvenes mexicanos.

Una de las estrategias que los dirigentes priístas  para las elecciones del 2011 y el 2012 es responsabilizar al actual gobierno federal panista de la inflación, desempleo y de la violencia y decir que “el PRI sí sabe gobernar”. La actuación de los gobiernos federales priístas durante el siglo pasado y la de los gobiernos estatales priístas en la primera década de este siglo, demuestra todo lo contrario.

Leer más...

Escrito por Luis Pazos


En las épocas en que más se endeudó el gobierno el siglo pasado, fue cuando más aumentó la miseria en México. En los años 80 la deuda externa del gobierno federal representó más del 60% del PIB, que fue cuando más se empobrecieron los mexicanos; en los 90, significó alrededor del 30% y en la primera década de este siglo, menos del 10%. Ahora el problema es el endeudamiento de los estados.

Leer más...

El libro El canalla: la verdadera historia del Che Guevara de Nicolás Márquez, que se presentó en Lima gracias a los institutos HACER y CLD, genera una pregunta que nos martilla, golpe a golpe, a cada instante que, sobrecogidos, leemos sobre los crímenes y fracasos del guerrillero en esta obra: ¿porqué arte de birlibirloque un asesino despiadado es un santo? ¿Qué mágica prestidigitación, qué hecho atávico puede transformar la cobardía en valor, la huida alevosa en acto heroico, la ejecución sin debido proceso en acto de justicia, y la destrucción de una economía en sana prosperidad?

Leer completo

Las crisis financieras en varios países de Europa y en los Estados Unidos tienen su origen en políticas populistas de sus gobernantes. En el afán de ganar votos y de que sus partidos conserven o recuperen el poder, gastan por arriba de su nivel de ingresos. Engañan a sus ciudadanos al hacerles creer que pueden hacer más sin aumentar impuestos, mediante endeudamientos irresponsables, cuyas consecuencias están ya a la vista.
En Estados Unidos la crisis del 2009 reventó la burbuja creada por algunos legisladores, quienes obligaron a las principales hipotecarias, creadas por el gobierno, a prestar un porcentaje de su cartera a quienes no tenían capacidad de pago (véase el libro “La crisis y como librarla” de Editorial Diana). Cada día los compromisos del gobierno de los EUA: pensiones, burocracia, ejército, seguro de desempleo y médico, entre otras ayudas a los ciudadanos, abultan más el gasto público.
En Europa, algunos países, como Grecia e Italia, violaron un tratado en donde se comprometían a mantener límites en sus déficits presupuestales.
En México, el siglo pasado, las devaluaciones e inflaciones fueron consecuencia de un excesivo gasto del gobierno federal de esos tiempos. Todavía en varios estados de la República hay un excesivo gasto y endeudamiento. Mientras la deuda federal se ha reducido en relación al PIB, la de varios estados ha crecido irresponsablemente.
También han sido responsables de esas crisis los ciudadanos, sindicatos, centrales campesinas, partidos políticos y grupos empresariales, que presionan a los gobiernos con mayores presupuestos, pensiones y subsidios, que incrementan déficit, deudas o impuestos.
La baja de calificación a los EUA significa que ese país va a jalar menos nuestra economía, por lo que nosotros tenemos que empujar más, para lo que es necesario aprobar reformas laborales, fiscales y energéticas que, por estrategias electorales, han boicoteado en la última década algunos partidos políticos.

Las crisis financieras en varios países de Europa y en los Estados Unidos tienen su origen en políticas populistas de sus gobernantes. En el afán de ganar votos y de que sus partidos conserven o recuperen el poder, gastan por arriba de su nivel de ingresos. Engañan a sus ciudadanos al hacerles creer que pueden hacer más sin aumentar impuestos, mediante endeudamientos irresponsables, cuyas consecuencias están ya a la vista.

Leer completo

Las elecciones democráticas pueden hacer que un país progrese o retroceda si la clase media, racional e independiente, no sale a votar.

Leer completo

Politizar un problema social es actuar y plantear soluciones basadas en un beneficio electoral para un determinado partido o plataforma política. Y eso es lo que pasa con la lucha contra el crimen organizado y desorganizado. Esa politización ha llevado a que al tratar cada quien de “jalar agua a su molino”, no se coordinen los niveles de gobierno para combatir un problema que aisladamente es imposible enfrentar.

Leer completo

La violencia que ejercen los monopolios de taxistas contra otros medios de transporte y la repartición de territorios entre grupos y sindicatos de taxistas, se ha convertido en un factor que molesta, encarece y asusta al turismo en varias partes de la República.

Leer completo

El respeto a los derechos humanos es fundamental para el progreso y la convivencia; sin embargo, hay quienes han abusado del término e incorporado como derechos humanos los que en realidad son posiciones de un legislador o partido para ganar votos. Es importante distinguir cuáles leyes protegen los derechos humanos y cuáles falsamente hablan de derechos humanos, cuando en realidad se refieren a políticas económicas que, aunque se antojan positivas y deseables, no pueden interpretarse o considerarse derechos humanos.
La palabra derechos humanos rectamente entendida es una forma de llamar a los anteriormente denominados derechos naturales, los que tiene la persona humana desde que nace por el hecho de ser humano.
Esos son: el derecho a la vida, el derecho a la propiedad y el derecho a la libertad. Es por ello que las sociedades modernas condenan el asesinato, violación al derecho a la vida; el robo, violación al derecho de propiedad y el obligar a profesar una religión o realizar un trabajo en contra de su voluntad a cualquier ciudadano, pues violan el derecho a la libertad de elegir.
De esos derechos naturales o humanos se derivan otros, como la libertad de prensa y de creencias, sin embargo, en varias constituciones se consignan como derechos humanos, el derecho a la alimentación, al empleo, a la vivienda, a las vacaciones, como también podría decirse el derecho a usar sombrero, a chiflar y a mascar chicle.
Todos esos derechos caben dentro del derecho a la libertad rectamente entendidos. En un país democrático y que respeta con verdaderos derechos humanos, tenemos la libertad de decidir qué comer, cómo vestir, qué estudiar y dónde trabajar o vivir. Pero es demagógico interpretar esa libertad como el derecho a que el gobierno nos garantice y financie la educación, la casa, consiga empleo, nos dé un sombrero o chicles para que masquemos.
De dónde sacarían o a quién le quitaría el gobierno recursos    para darnos a todos esos mal interpretados derechos, que demagógicamente han plasmado en leyes y en la constitución algunos legisladores o partidos con criterios populistas.

El respeto a los derechos humanos es fundamental para el progreso y la convivencia; sin embargo, hay quienes han abusado del término e incorporado como derechos humanos los que en realidad son posiciones de un legislador o partido para ganar votos. Es importante distinguir cuáles leyes protegen los derechos humanos y cuáles falsamente hablan de derechos humanos, cuando en realidad se refieren a políticas económicas que, aunque se antojan positivas y deseables, no pueden interpretarse o considerarse derechos humanos.

Leer completo

Es la pregunta de los diez mil soles, como decimos en el Perú. Pese a su inmensa capacidad de seducción, considero que el populismo latinoamericano puede ser vencido. La pregunta es, ¿cómo hacerlo? Cabe acotar que, siendo el populismo una idea y un sentimiento, se debe enfrentar con ideas y motivaciones superiores y más convocantes que aquéllas que éste promete.

Leer completo

En México millones de ciudadanos y de empresas rinden cuentas al fisco. El gobierno tiene el poder de llegar a sus oficinas, sellar cajas y pedirle papeles en donde demuestren sus ingresos y gastos.
El Gobierno Federal a partir de esta década, además de rendir cuentas, tiene la obligación de responder todos los cuestionamientos de los ciudadanos a través del IFAI sobre en qué utilizó, cómo y quién gastó una partida presupuestal; sin embargo, hay algunas instituciones y niveles de gobierno que, escudándose en la soberanía o la autonomía, se niegan a rendir cuentas claras.
Si los diversos partidos en el Congreso quieren terminar con la corrupción, deben aprobar iniciativas, como la de Reforma Laboral en el 2010, presentada por la bancada panista, donde se obliga a los sindicatos a rendir cuentas a sus agremiados y a los ciudadanos del dinero que reciben.
Universidades, organismos no gubernamentales (ONG’S), partidos políticos, sindicatos, gobiernos estatales y municipales, deben tener la misma obligación de rendir cuentas que los ciudadanos y el Gobierno Federal. Si priístas, panistas, perredistas, quieren un México más honesto y transparente, deben incluir a sindicatos, partidos, universidades y a todas las asociaciones no gubernamentales que reciban recursos fiscales, en la esfera de competencia del Instituto Federal de Acceso a la Información, que entró en vigor en el 2002 con el gobierno panista de Vicente Fox.
Los partidos que se opongan a esos cambios dejarán claro ante la sociedad que necesitan de la opacidad en la rendición de cuentas para allegarse recursos ilegales de corporaciones, con las cuales presuntamente se comprometen a impedir en el Congreso que prospere cualquier ley que obligue a la rendición de cuentas y a la transparencia de los recursos fiscales que manejan.

En México millones de ciudadanos y de empresas rinden cuentas al fisco. El gobierno tiene el poder de llegar a sus oficinas, sellar cajas y pedirle papeles en donde demuestren sus ingresos y gastos.

Leer completo

Los Senadores del PRI anunciaron que retomaran el proyecto para generalizar el IVA al 12 por ciento, ¡felicidades! pues durante 10 años se les ha presentado esa propuesta en tres ocasiones y la han rechazado. Desde el 2001  el Gobierno Federal panista y la Bancada de ese partido,  con base en varios estudios, algunos de ellos realizados por  gobiernos priístas, les demostraron desde aquel entonces a los Diputados y Senadores del PRI la conveniencia  de generalizar y bajar la tasa del IVA.

 

Leer completo

Las recientes elecciones en el estado de México, Coahuila y Nayarit, tienen varias enseñanzas. La primera es que gracias a la unión de los diferentes grupos del PRI, los apoyos de todos los gobernadores y legisladores priístas y el reencuentro con sus aliados, entre ellos el poderoso sindicato de maestros, lograron un amplio triunfo.
También las elecciones reflejan que las estrategias priístas de hacer aparecer al Gobierno Federal panista como responsable de la inseguridad y oponerse en el Congreso a reformas para crear más empleos, a la vez que culpan a los panistas por una falta de oficio político para lograr consensos, les dieron resultado.
Esas estrategias provocaron que muchos ciudadanos de clase media, que son votantes independientes, se decepcionaran de la falta de reformas y por el incremento de la violencia en varios estados, que en parte atribuyen al Gobierno Federal panista. Y como tampoco simpatizan con el PRI ni con el PRD o no vieron viable su triunfo, no acudieron a las urnas. Esa situación favoreció enormemente al PRI, pues su voto duro, que se mantuvo prácticamente igual, representó un mayor porcentaje del total de votos emitidos.
De un análisis superficial podemos concluir que el PRI ganó con más del 60% de los votos en el estado de México, pero según cálculos preliminares sólo votó alrededor del 43% del padrón. El PRI ganó con aproximadamente un 27% de los votos de los ciudadanos con credencial de elector en ese estado.
Lo sucedido en el Estado de México confirma las tesis sostenidas en el libro “¿Quién manda en México?”, donde pruebo con cifras históricas que en la medida que acude un menor porcentaje de la población a votar, avanza el PRI y retrocede el PAN.
En la actual etapa política de México no votar por estar decepcionado de todos los partidos, con o sin razón, le engorda el caldo a un partido que históricamente ha ganado no por quienes votan por él, sino por la mayoría que no acude a las urnas.

Las recientes elecciones en el estado de México, Coahuila y Nayarit, tienen varias enseñanzas. La primera es que gracias a la unión de los diferentes grupos del PRI, los apoyos de todos los gobernadores y legisladores priístas y el reencuentro con sus aliados, entre ellos el poderoso sindicato de maestros, lograron un amplio triunfo.

Leer completo

En la primera década de este siglo la inflación de un año es parecida a la que teníamos en dos semanas o menos en algunos años de los 70, 80 y 90; la devaluación actualmente ya no es un problema económico que preocupe a inversionistas y ahorristas, en tanto en el siglo pasado fue un azote en varias décadas.

Leer completo

Durante muchos años se justificó el monopolio estatal del petróleo con argumentos de que había que preservar la soberanía y la independencia. Desde las escuelas se les enseñaba a los niños que el petróleo era de todos y así había que mantenerlo.
Ese mito, más que servir para preservar nuestra soberanía e independencia, generó un enorme endeudamiento externo, una mayor dependencia de los Estados Unidos debido a la creciente importación de gasolinas y, lo más grave, convirtió a PEMEX en un caldo de cultivo de corrupción, que es la verdadera causa por la que los corruptos impiden se abra ese sector a la competencia.
El sindicato de esa institución es uno de los principales beneficiarios del monopolio, también seudoempresarios - intermediarios, que “coyotean” contratos y licitaciones. Esos grupos son los principales interesados en que PEMEX no se abra a la competencia y tienen a sus fieles guardianes del monopolio en el Congreso, legisladores que pertenecen a un partido político que a cambio recibe del sindicato y de los contratistas mafiosos, millones de pesos para mantener a PEMEX en un monopolio en donde su ineficiencia y desorden administrativo les permita “servirse con la cuchara grande”.
Se ha institucionalizado en PEMEX un “maridaje” entre sindicato-PRI para asegurarse que el Congreso no abrirá a PEMEX a la competencia y competitividad. La empresa cada vez le cuesta más a los contribuyentes, es menos eficiente, pero deja enormes ganancias a las mafias, al sindicato y a un partido político, que no le importa que perdamos competitividad internacional en materia energética, mientras esos grupos los apoyen con recursos financieros y humanos en campañas electorales.

Durante muchos años se justificó el monopolio estatal del petróleo con argumentos de que había que preservar la soberanía y la independencia. Desde las escuelas se les enseñaba a los niños que el petróleo era de todos y así había que mantenerlo.

Leer completo

El Presidente Hugo Chávez de Venezuela llevó a su país al primer lugar en varios indicadores económicos a nivel internacional.

Leer completo

En América Latina, cuando se pregunta a los taxistas que colocan la imagen del Che en sus vehículos o a los jóvenes que lucen el rostro del guerrillero en coloridas camisetas sus razones para hacer tal cosa, se nos responde con la vaga justificación que el Che “luchó por los pobres” o “por sus ideales”. Esta salida no debe asombrarnos: si lúcidos intelectuales afirman sin titubear que los niños de la Europa del XIX eran explotados bárbaramente, a pesar de la demostración en contrario de distinguidos historiadores económicos como T.S. Ashton y R.M. Hartwell, o economistas como William H. Hutt y Ludwig von Mises, los cuales aclararon cómo la revolución industrial incrementó notablemente la vida de las masas, expandió la natalidad y el bienestar, gentes menos instruidas pueden creer que un asesino en serie es un justiciero social, una suerte de Cristo de los pobres al que hay que adorar y rendir culto.
Un par de ejemplos anecdóticos de esa veneración delirante las encuentro en mis recuerdos: en mis años mozos nos recibía una estatua del Che Guevara a la entrada de la Facultad de Derecho de la Universidad Mayor de San Marcos, hecha con más ganas que con verdadero arte, ante la cual muchos se arrodillaban; incluso, recuerdo que uno de mis condiscípulos de entonces se llamaba Gerardo Che Janampa, en homenaje al médico rosarino, lo que decía con orgullo entonces, como joven y disciplinado socialista que era, y hoy pretende no recordar, convertido ya en dedicado empresario.
Sin embargo, ni los taxistas, ni mi amigo emprendedor, como tampoco los jóvenes latinoamericanos que ostentan el perfil barbudo fotografiado por Korda en sus remeras, leyó nunca un solo libro o artículo escrito por Ernesto Guevara. Les convendría hacerlo: así sabrían que, por su sola condición, serían los primeros en ser ultimados por el autor de América Latina: despertar de un continente. Lo terrible de todo esto es que no lo creerían, incluso luego de leerlo, y afirmarían su fervor guevarista con mayor entusiasmo. Dicho esto, ¿cómo explicar esta adoración por el Che, que desafía toda sensatez, todo llamado de atención sobre su vida destructora, todo recuento pormenorizado de sus crímenes?
Una primera forma de dilucidarlo es definir la pérdida de esta liturgia como el horror al vacío: desacralizar a Ernesto Guevara y mostrarlo como la bestia sanguinaria que en realidad fue, supone, para todos los socialistas, y muchos confundidos, quedarse sin su último apóstol laico. Tras ese paso, sólo les queda la nada, el descreimiento absoluto, la ausencia completa de figuras a las cuales admirar. Ante ese desamparo, la ceguera es la única alternativa.
Una segunda manera de desembrollar la piedad por el Che es entendiendo que su pretendida heroicidad colma en gran medida la perpetua sed socialista latinoamericana por héroes justicieros. Por ello mismo, refleja la profunda cobardía de los socialistas de hoy, que creen que portando una camiseta con su rostro ya han hecho la revolución, cuando sus padres o abuelos fueron efectivamente ofrendados al Dios Moloch del socialismo, así como a su santón y profeta. No olvidemos que dos generaciones de latinoamericanos fueron exterminados en nombre de este genocida, jóvenes que pudieron aportar mucho a sus países y que se convirtieron en guerrilleros por seguir su ejemplo.
Finalmente, hay que considerar el épico esfuerzo del socialismo de nuestras tierras por ocultar la historia real del Che, desbaratando sus hechos reales, modificando sus fechas, hasta llegar a la audacia de desconocer los asesinatos que cometió, dirigió u ordenó; y, por si no fuera poco, dejar bien asentadas las tinieblas del engaño, al ser repetido incesantemente en las aulas escolares y universitarias; reeditado en los textos que aprenden, junto con sus primeras letras, nuestros niños, y ellos mismos, ya jóvenes, en las universidades; o visto, por centenares de espectadores, en películas y documentales.
Pero toda esa circunstancia, a primera vista imposible de revertir, puede ser transformada si nos sujetamos a la verdad. Dar a conocer, incansablemente, los homicidios y transgresiones de Ernesto Guevara es la tarea. El Che mató a más personas que Charles Mason, y debería ser considerado un genocida de los pueblos latinoamericanos, como Stalin y Mao Tse Tung lo fueron para sus propios pueblos. Si dejamos asomar la serena faz de esa evidencia, podremos exorcizar el fatuo ícono que representa falsamente la justicia para los más necesitados. Que así sea.
Santiago de Surco, 28 de junio de 2011.

En América Latina, cuando se pregunta a los taxistas que colocan la imagen del Che en sus vehículos o a los jóvenes que lucen el rostro del guerrillero en coloridas camisetas sus razones para hacer tal cosa, se nos responde con la vaga justificación que el Che “luchó por los pobres” o “por sus ideales”. Esta salida no debe asombrarnos: si lúcidos intelectuales afirman sin titubear que los niños de la Europa del XIX eran explotados bárbaramente, a pesar de la demostración en contrario de distinguidos historiadores económicos como T.S. Ashton y R.M. Hartwell, o economistas como William H. Hutt y Ludwig von Mises, los cuales aclararon cómo la revolución industrial incrementó notablemente la vida de las masas, expandió la natalidad y el bienestar, gentes menos instruidas pueden creer que un asesino en serie es un justiciero social, una suerte de Cristo de los pobres al que hay que adorar y rendir culto.

Leer completo

 

Durante el siglo pasado Estados Unidos fue el país que dio más empleos legales e ilegales a trabajadores de todo el mundo. La mayoría de migrantes ven en los Estados Unidos la opción más viable para encontrar un empleo o iniciar una empresa. Actualmente, según datos de la Oficina de Censos, viven en ese país más de 46 millones de migrantes de raíces hispanas, de los cuales 30 millones son de origen mexicano.

Leer completo

Afirmar que contra la delincuencia organizada solo debe actuar el Gobierno Federal nos llevaría a situaciones absurdas. Si durante un tiroteo acude la policía estatal, tendrían que dirigirse previamente con un megáfono a los delincuentes preguntándoles si son del crimen organizado o si portan armas de uso del ejército. Si dicen que sí, entonces las policías municipales o estatales se retirarían del lugar.
En base a esa absurda interpretación de la división de competencias, las policías estatales tendrían sólo la responsabilidad de intervenir en los delitos cometidos por el crimen “desorganizado”, no en los del crimen organizado, aunque no todos los delitos cometidos por la delincuencia organizada son del fuero federal.
Cuando hay flagrancia de una conducta ilícita, según el Artículo 16 de la Constitución, cualquier ciudadano puede detener al delincuente, y por lo tanto todo policía, independientemente del nivel de gobierno a que pertenezca, debe actuar ante cualquier violación a la ley. Posteriormente serán clasificados los delitos como del orden común o federal. Implica una actitud irresponsable o ignorancia, si un policía al pedirle ayuda se cruza de brazos y nos contesta: no puedo hacer nada pues no es de mi competencia o no es mi zona. La competencia se basa en una clasificación del delito que es “a posteriori”, no antes ni durante su ejecución.
La prevención del delito recae fundamentalmente en las policías municipales y estatales. Una vez detenidos los presuntos delincuentes, si se tipifica delincuencia organizada por la portación de armas de uso exclusivo del ejército; a los delitos del orden común se les juzgará, junto con los delitos federales, como lo señala la fracción XXI del Art. 73 constitucional. No confundamos la prevención y detención de delincuentes, con su consignación y juicio, basados en delitos del orden común o federales.
El crimen creció en muchos estados debido a la pasividad de las autoridades estatales y municipales, que por ignorancia, comodidad o estrategia política, les dejaron el paquete a las autoridades federales. Qué bueno que la CONAGO, aunque tardíamente, empiece a actuar y a reconocer políticamente que la inseguridad también es responsabilidad de los gobernadores.
Afirmar que contra la delincuencia organizada solo debe actuar el Gobierno Federal nos llevaría a situaciones absurdas. Si durante un tiroteo acude la policía estatal, tendrían que dirigirse previamente con un megáfono a los delincuentes preguntándoles si son del crimen organizado o si portan armas de uso del ejército. Si dicen que sí, entonces las policías municipales o estatales se retirarían del lugar.

Leer completo

El libro La nueva senda de la libertad: cuatro ensayos liberales, que hemos publicado con el Instituto Democracia & Mercado de Chile, dirigido por el brillante historiador Ángel Soto, representa un viejo anhelo: realizar una publicación de contenido ideológico, de clara posición y abierto debate, frente a los múltiples enemigos de la libertad.

Leer completo

Durante décadas la explotación de petróleo en Colombia fue un monopolio estatal. Las reservas y la producción de ECOPETROL estaban estancadas, hasta que el Presidente Álvaro Uribe logró que el Congreso abriera ese monopolio a la inversión privada.

Leer completo

Un sindicato norteamericano denunció ante los medios de comunicación que una maquiladora en la India utilizaba menores de edad para fabricar ropa, que después se vendía en los grandes almacenes de los Estados Unidos. Una cadena de televisión envió un camarógrafo para captar las escenas de los menores trabajando y acusar de vender ropa a algunos almacenes en EUA, producto de la explotación infantil en la India.

Leer completo