El crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, PIB, que depende de las inversiones directas, que son las que abren empresas, producen bienes y servicios, crean empleos, y les permite, a quienes obtienen esos empleos, generar ingresos.

Démonos cuenta de todo lo que depende de la inversiones directas: no solo la producción de bienes y servicios, y por lo tanto el crecimiento de la economía, sino también la creación de empleos, y por ello la generación de ingresos, siendo esto último requisito indispensable para que el trabajador, que participa en la producción de bienes y servicios, pueda transformarse en consumidor de esos bienes y servicios, para lo cual debe ser comprador de los mismos, para lo que requiere de ingresos, que se generan en la producción de los bienes y servicios.

Teniendo en cuenta todo lo que depende de las inversiones directas, no resulta difícil aceptar que esta variable es una de las más importantes en el ámbito de la economía, de la cual depende, no solo el crecimiento de la misma (la producción de bienes y servicios) sino el bienestar de los agentes económicos (creación de empleos y generación de ingreso), razón por la cual es indispensable que el país se vuelva lo más atractivo posible (seguro y confiable), para los capitalistas, que son los dueños del capital que debe invertirse directamente. Esto último tiene que ver con la competitividad del país, definida como la capacidad de la nación para atraer, retener y multiplicar las inversiones directas.

En este importante renglón, el de la inversión directa, algo no está marchando bien en México. Dos datos. Durante el primer trimestre del año la inversión privada decreció, a tasa anual, 0.5 por ciento. La gubernamental decreció 11.6. Que no nos diga el gobierno que está apoyando decididamente el crecimiento de la economía, apoyo que puede dar a través de sus inversiones, sobre todo en infraestructura, condición necesaria de las inversiones privadas.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Twitter: @ArturoDammArnal