Año tras año la Fundación Heritage publica el Índice de Libertad Económica que mide qué tan libres son los agentes económicos en cada país, a partir de cuatro grupos de variables: 1) Estado de Derecho, compuesto por el respeto a los derechos de propiedad, la integridad gubernamental y la efectividad judicial; 2) Tamaño de gobierno, compuesto por el gasto gubernamental, la carga tributaria y la salud fiscal;

3) Eficiencia regulatoria, compuesto por la libertad para hacer negocios, la libertad laboral y la libertad monetaria; 4) Apertura de mercados, compuesta por la libertad comercial, la libertad para invertir y la libertad financiera, existiendo la siguiente relación: a mejor Estado de Derecho, a menor tamaño del gobierno, a mayor eficiencia regulatoria, y a mayor apertura de mercados, mayor libertad de los agentes económicos y, por lo tanto, mayor progreso económico: más producción, más empleo, más ingresos, más consumo.

Según los resultados del índice 2017, entre 180 naciones, en materia de libertad económica, México ocupa el lugar 70, con una calificación de 63.6 sobre 100. ¿Cómo ha evolucionado México en materia de libertad económica a lo largo de este sexenio? Comienzo con las calificaciones: 2013, 67.0/100; 2014, 66.8/100; 2015, 66.4/100; 2016, 65.2/100; 2017, 63.3/100. De mal en peor. Termino con la posición: 2013, 50/177; 2014, 55/178; 2015, 59/178; 2016, 62/178; 2017, 70/180. Nuevamente, de mal en peor.

Desgloso en función de la calificación. Estado de Derecho: respeto a los derechos de propiedad, 58.1/100; integridad gubernamental, 30:0/100; efectividad judicial, 38.7/100. Tamaño de gobierno: gasto gubernamental, 76.7/100; carga tributaria, 74.9/100; salud fiscal, 6.8/100. Eficiencia regulatoria: libertad para hacer negocios, 70.7/100; libertad laboral, 57.9/100; libertad monetaria, 78.8/100. Apertura de mercados: libertad comercial, 80.0/100; libertad para invertir, 70.0/100; libertad financiera, 60.0/100.

Con estos resultados, y con esta tendencia, ¿podemos decir que las reformas estructurales (laboral, financiera, de competencia, de telecomunicaciones, energética y fiscal), han mostrado alguna eficacia? Con las mismas se pretende alcanzar un mayor crecimiento de la economía, una de cuyas condiciones necesarias es la libertad económica. ¿Vamos bien?

Guardar