arturo damm2Cuatro puntos a tener en cuenta:

1.- Abril del 2016, inflación anual: 2.54 por ciento. Abril del 2017: 5.82. Repunte inflacionario, en doce meses, de 3.28 puntos porcentuales, equivalente al 129.13 por ciento.

2.- Inflación acumulada en México del 1 de enero del 2001 al 30 de abril del 2016: 96.32 por ciento.

3.- Artículo 28 constitucional: “El Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Su objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional”.
4.- El Banco de México lleva todo el siglo XXI fijando una meta de inflación (a la cual las autoridades monetarias ya califican de permanente) del tres por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error.

Preguntas:

1.- Por “procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional” ¿debe entenderse “preservar el poder adquisitivo del peso”, lo cual supone que el peso ni pierda ni gane poder adquisitivo, para que a lo largo del tiempo, con la misma cantidad de dinero, se compre la misma cantidad de bienes y servicios?

2.- Si la tarea del Banco de México es preservar el poder adquisitivo del peso, ¿es correcto que las autoridades monetarias fijen metas de inflación? La meta, ¿no debería ser cero?

3.- ¿Qué tan eficaz ha sido el Banco de México, en lo que va del siglo XXI, en la consecución de la meta de inflación? La inflación promedio anual en el siglo XXI ha sido 4.2 por ciento, por arriba de la meta del tres por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error.

4.- El reciente repunte en la inflación, ¿fue ocasionado o permitido por el Banco de México?

5.- El Banco de México, ¿opera con las reglas eficaces para lograr el objetivo de preservar el poder adquisitivo de nuestro, ¡nuestro!, dinero?

6.- El objetivo de los bancos centrales, ¿no debería ser aumentar el poder adquisitivo del dinero? Este aumento (deflación), ¿es posible teniendo bancos centrales?