arturo damm2Según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) el Producto Interno Bruto (PIB) de la economía mexicana será este año de 987 mil millones de dólares, por primera vez por debajo del billón desde la recesión del 2009, lo cual la ubicará, en cuanto a tamaño, medido por la magnitud del PIB, en el lugar 16 entre 189 países, confirmándose la tendencia a la baja: en el año 2002 la economía mexicana ocupó la posición 9; en 2006 (finales del sexenio de Fox) y 2012 (finales del sexenio de Calderón) ocupó el lugar 15; en 2017 puede terminar en la posición 16.

Esta ha sido la evolución de la economía mexicana, en cuanto al tamaño del PIB, comparada con otras economías, de 1996 a la fecha: 1996, posición 16; 1997, lugar 12; 1998 y 1999, posición 11; 2000 a 2002, lugar 9 (mejor resultado hasta ahora); 2003 y 2004, posición 10; 2005, lugar 12; 2006, posición 13; 2007, lugar 14; 2008, posición 13; 2009 a 2016, lugar 15; 2017, posición probable 16. Entre 2000 y 2004 la economía mexicana se ubicó dentro del “top ten”. ¿Lo volverá a hacer?

La producción de bienes y servicios, el PIB, variable con la que se mide el crecimiento económico, es la mejor variable para medir el dinamismo de una economía, que debe ser el mayor posible: a mayor crecimiento mayor dinamismo, y a mayor dinamismo más y mejores posibilidades para que la gente eleve su nivel de bienestar, primero porque se produce y ofrece una mayor cantidad de bienes y servicios, segundo porque se genera una mayor cantidad de ingreso (el PIB mide ambas cosas: la producción de bienes y servicios y la generación de ingreso).

El PIB es también la variable con la que se mide el tamaño de una economía, PIB que permite comparar una economía con otra, comparación en la cual la economía mexicana ha venido perdiendo posiciones, consecuencia del mediocre crecimiento del PIB: 2.2 por ciento, promedio anual, de 2001 a 2016.