arturo damm2Cuando un candidato a un puesto de elección popular nos dice que, si llega al poder, nos dará esto y aquello, con lo cual podremos satisfacer alguna necesidad, recordemos lo siguiente: 1) ningún gobierno puede darle todo a todos, por lo que únicamente le da algo a algunos; 2) lo que el gobierno le da a unos previamente se lo tuvo que haber quitado a otros; 3) dado que el gobierno cobra por quitar (cobra por cobrar impuestos) y por dar (cobra por ejercer las políticas sociales), nunca regresa la misma cantidad que quitó.

Las políticas sociales gubernamentales son políticas redistributivas del ingreso: el gobierno le quita a X lo que es de X para darle a Y lo que no es de Y, todo lo cual es un robo legal.

Cuando algún candidato a algún puesto de elección popular nos promete que, de llegar al poder, nos proporcionará esto y aquello, con lo cual seremos capaces de satisfacer algunas necesidades, preguntémonos: 1) el ser humano, ¿debe vivir gracias al esfuerzo propio?; 2) el ser humano, ¿tiene derecho al producto íntegro de su trabajo?; 3) la ayuda de unos a otros, ¿debe ser voluntaria o exigida por la fuerza? Si usted respondió que el ser humano debe vivir gracias al esfuerzo propio, que tiene derecho al producto íntegro de su trabajo, y que la ayuda que nos debemos unos a otros debe ser voluntaria y no exigida por la fuerza, entonces usted está en contra del Estado Benefactor y del gobierno redistribuidor, que le quita a X lo que es de X (cobrándole impuestos con fines redistributivos) para darle a Y lo que no es de Y (por medio de algún programa de gasto social), todo lo cual parte de creer que Y no debe vivir gracias al esfuerzo propio, que X no tiene derecho al producto íntegro de su trabajo, y que el gobierno debe obligar a X a ayudar a Y. ¿Cuánto de estas creencia oímos en las propuesta de los candidatos?