Hay varios partidos políticos definitivos en la vida del país, pero el único con un proceso abierto para elegir candidatos es el PAN. La institucionalidad, que implica una estructura estable y organizada, le permitió sobrevivir a divisiones internas, pero le impidió ganar elecciones.

Para las próximas votaciones presidenciales el PAN se posesionó, hasta ahora, como una opción diferente a la cleptocracia del PRI y al populismo de Morena, partidos donde no hay un proceso interno con participación de miembros o simpatizantes para elegir a sus candidatos. El líder, el presidente o los gobernadores los designan.

La división del PAN, más allá de qué grupo sea responsable, lo debilita, y de la opción con más posibilidades de ganar la presidencia, puede quedar en un segundo o tercer puesto, si consolida su división.

Hasta ahora el PAN, presidido por Ricardo Anaya, aparece en las encuestas como el partido con el mayor porcentaje de preferencias, seguido por Morena, y en un lejano tercer lugar el PRI. En cuanto a los candidatos, en la mayoría de las encuestas aparece en primer lugar Andrés Manuel López Obrador, seguido muy de cerca por la exprecandidata del PAN, Margarita Zavala. El candidato que gane va a lograrlo por muy pocos votos. Con los datos actuales se espera un final parecido a la elección donde triunfó el PAN con Calderón.

Un punto podría ser la diferencia entre el ganador y su rival más próximo en las elecciones presidenciales de 2018. Por lo que aún los pocos votos que le reste Margarita al PAN o el PAN a Margarita, reducirán los sufragios a favor de cada uno de los candidatos salidos del PAN y dificultará más que cualquiera de ellos triunfe en la contienda electoral.

El PRI, tercer lugar en las encuestas, podría colarse al segundo con la división del PAN, si capta un voto útil que migre del PAN por miedo a AMLO, si no ven posibilidades de triunfo a Margarita como independiente o al candidato del PAN, probablemente Ricardo Anaya.

Con que se quiten 3.0 o 5.0 por ciento puntos cada uno, con base en las actuales encuestas, podrían ganarle al PRI, pero difícilmente a López Obrador.

Twitter: @luispazos1

Pin It