INE y partidos políticos, los grandes ganadores.

“El dinero es el juego de dados de los políticos”, decía el filósofo griego Diógenes. Y vaya que tenía razón. Vaya que si lo hemos palpado en México. Todos conocemos un hábito fuertemente arraigado: en época de elecciones, los gobiernos y sus partidos movilizan todos los recursos a su favor para atraer votos, para favorecer a sus candidatos. Por lo tanto, los presupuestos a nivel federal, estatal y municipal suelen estar fuertemente inflados; muestran un tinte marcadamente electoral.

Pues bien amigo lector, en éste sentido nos complace informarle que…LA GRAN TAJADA DEL LEÓN EN 2018 ES PARA… el Instituto Nacional Electoral (INE) y los Partidos Políticos. Su presupuesto va a aumentar 58.4% en términos reales. A nadie le van a otorgar semejante aumento, a nadie. Para decirlo en términos coloquiales, nuestra ilustre y corrupta clase política mexicana no niega la cruz de su parroquia.

Nada más para que usted se dé una idea: muy a pesar de que se dice en el discurso que la prioridad es combatir la inseguridad, al crimen organizado para devolverle la paz a los mexicanos, la Secretaria de Marina recibirá un aumento de 13.4% en términos reales y la Secretaría de la Defensa Nacional uno de 11.4% también en términos reales. Es decir, casi 45 puntos porcentuales debajo de lo que le aumentarán al INE y a los Partidos Políticos.

Y qué decir de Secretarías como la de Salud a la que que incluso le van a bajar el presupuesto para 2018 en -4.5% en términos reales o a la de Educación que recibirá -1.8% real, o a la de Agricultura, a la que le van a dar un raspón muy fuerte con -13.0% en términos reales. Seguramente los altos mandos de estas Secretarías mirarán con ojos de envidia el aumento que se está auto recetando la clase política en su presupuesto para el próximo año.

El INE y los Partidos Políticos que cuentan entre sus filas a varios destacados personajes acusados de desviar dinero, de enriquecimiento ilícito, se llevan el aumento más jugoso. Como si nos tuvieran muy contentos. Más dinero para derrochar. Más dinero para sus bolsillos y el de su parentela.

Más billetes para que sus candidatos despilfarren, nos llenen las calles, las redes y los medios de comunicación con miles de anuncios el próximo año luciendo sus sonrisas hipócritas. Es un insulto caray!

Y para que no digan que les andamos levantando falsos (porque encima de todo ha de saber usted que estos Señores son muuuy sentidos, no se les puede tocar ni con el pétalo de una sospecha, parecen “Jarrito de Tlaquepaque”), de una vez le avisamos que toda esta información está plasmada en los Criterios Generales de Política Económica para 2018. En la iniciativa que envió la Secretaría de Hacienda al Congreso (ver gráfica) para su análisis, discusión y eventual (para mí, segura), aprobación.

Así es que nadie se diga sorprendido. En un país que se debate en medio de graves problemas de corrupción e inseguridad, de desigualdades sociales y de una creciente irritación popular en contra de su clase dirigente, gobernante, el INE y los Partidos Políticos, van a ejercer un presupuesto sin precedente.

Serán, sin duda, las elecciones más caras de toda la historia.

Como siempre, se van a despachar con la cuchara grande. Manejarán por enésima vez el presupuesto nacional como si fuera propio, a su antojo, subordinando otras prioridades. Y luego se sorprenden, se molestan de porqué mucha gente no los quiere.

Porque cargan con un gran desprestigio y culpan de ello a todo mundo, no a su fuerte inclinación por el abuso y el derroche.

Luego dicen no entender porqué fórmulas populistas crecen y amenazan con llegar al poder. Porqué la gente sale a votar con el hígado y no con el cerebro. Cinismo o inocencia…usted, ¿qué cree?

Web: ericktvazteca.com

Twitter: @ericktvazteca

Pin It