capitalismo

John Ackerman publicó, en su cuenta de Twitter, esto: “De niño, como buen adolescente gringo, me juntaba con los amigos para ver el Super Bowl. Hoy, como hombre mexicano, me da tristeza ver a tantos compatriotas irse con la finta de un deporte tan violento y capitalista. En este momento la única victoria que me importa es la de AMLO”. Así, ni más, ni menos.

 

Este fue mi comentario, también vía Twitter: “Por lo visto el tránsito de Ackerman de “adolescente gringo” a “hombre mexicano” fue mucho más trascedente que la caída de Saulo de Tarso, quien se cayó siendo Saulo y se levantó siendo San Pablo. ¡Guau!”

Mucho más agudo resultó lo que, también por Twitter, escribió Fernando Cota: “¡Qué razón tiene Ackerman! Definitivamente el football americano es un deporte que representa el capitalismo: cancha pareja, amplia división de trabajo e igualdad de oportunidades que permite incluso a los de orígenes más humildes y desaventajados llegar a la cima”, buena descripción de lo que es, en esencia, el verdadero capitalismo, no el capitalismo de cuates (crony capitalism), que padecemos.

¿Qué es el capitalismo? Según el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española el “sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción y en la libertad de mercado”, definición acertada de lo que es, en términos generales, el capitalismo (no todas las definiciones de términos económicos del Diccionario son correctas).

En el sentido literal del término por capitalismo hay que entender el sistema económico que utiliza capital para producir, siendo capital todo aquello que nos ayuda a producir y producir mejor: instalaciones, maquinaria, equipo, infraestructura, tecnología, conocimientos, habilidades, actitudes, dinero, etc. En este sentido el capitalismo se originó con el homo faber.

Pero además del sentido literal del término capitalismo hay un sentido institucional del mismo, que tiene que ver con las reglas del juego, formales e informales, que hacen posible un mejor uso del capital, reglas que, cuando de las formales se trata (normas jurídicas) deben dejar hacer (laissez faire) y dejar poseer (laissez avoir) o, dicho de la manera más sencilla posible, dejar trabajar (respetar el derecho a la libertad) y dejar poseer el producto del trabajo (respetar el derecho de propiedad), reconociendo que el ser humano trabaja con la intención de poseer.

¿Qué supone el capitalismo en el sentido institucional del término? Lo señalado por Cota: piso parejo para todos, para que cualquiera, sin ningún privilegio otorgado por el gobierno, y con la única condición de que al hacerlo respete los derechos de los demás, pueda intentar llegar tan lejos como sus habilidades y trabajo se los permitan, tal y como sucede en el mundo de la competencia deportiva, ese que Ackerman no comprende.

El verdadero capitalismo es, como lo decía Ayn Rand, el ideal desconocido.

PD Esto es lo que apuntó Ackerman terminado el partido: “Nací en Filadelfia y siempre he sido Fan de #FlyEaglesFly. Celebro su victoria”. Pudo más el adolescente gringo que el hombre mexicano.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @ArturoDammArnal

Pin It

Libro ¿Por qué los impuestos son un robo?

Existe un escenario en el que no es ético pagar impuestos. El autor desarrolla y expone un sólido análisis al respecto y explica con suma claridad cuál es el origen y función de estos. Aquiéralo en librerías o contáctenos